Las Provincias

La Roqueta empieza a coger su color

fotogalería

Fachada de la Roqueta, con la mayor parte del andamio retirado, este lunes. :: damián torres

  • La acera se rebajará por debajo de la cota de la calle para permitir contemplar el arranque de los arcos y ventanas

  • La fachada del convento será de una tonalidad tierra con una carpintería provisional

Un revoco de color tierra, similar al de la iglesia colindante, será el aspecto final de la fachada del antiguo convento de San Vicente de la Roqueta, que estos días se encamina a la recta final de una consolidación integral y que dejará el edificio listo hasta que el Ayuntamiento decida un uso público.

El próximo febrero se ha previsto la finalización de una reforma que ha supuesto una inversión de 2,3 millones de euros. Fuentes de la concejalía de Desarrollo Urbano indicaron que en la parte inferior de la fachada se colocará un zócalo de piedra, posiblemente caliza, aunque esta parte de la ornamentación queda pendiente de lo que decidan los técnicos municipales. El motivo es que el Consistorio ha decidido rebajar la cota de la acera en esa parte de la calle San Vicente, con el propósito de que se pueda contemplar la fachada en su totalidad, es decir, desde el arranque de los arcos y ventanas del inmueble.

De momento, la empresa encargada de las obras ha pintado la mayor parte de la fachada con una capa de color blanco, seguramente algún producto antihumedad, antes de que se aplique el color definitivo. Lo que será provisional, indicaron las mismas fuentes, es la carpintería, debido a que todavía no está claro el uso que dará el gobierno municipal a la Roqueta.

Tras una consolidación que salvó al inmueble de la ruina absoluta, otra de las iniciativas en cartera es una campaña arqueológica en condiciones, que abarque el resto del claustro, donde ya se excavó en parte en los años 80. Las obras actuales han servido para realizar catas, con hallazgos como restos romanos y pinturas medievales, además de completar la lectura de las sucesivas etapas en la historia del edificio que tiene su origen en la tradición sobre el lugar de enterramiento de San Vicente Mártir, en el siglo IV.

Las asociaciones vicentinas han pedido por este motivo que se destine a recordar esta tradición. En la visita de obras realizada el pasado diciembre, el concejal de Desarrollo Urbano, Vicent Sarrià, planteó la alternativa de una estancia para una exposición, aunque sin concretar.

En todo caso, a partir del próximo mes comenzará una ronda de consultas con las concejalías para determinar si hay interés de alguna delegación en el inmueble y comenzar la adecuación. En el pasado se habló de la Roqueta como sede del Instituto Francés, la Acadèmia Valenciana de la Llengua o la Hemeroteca Municipal, iniciativas que en ninguno de los casos salió adelante por falta de financiación.