Las Provincias

El Ayuntamiento de Valencia acaba el año sin ejecutar más de la mitad de las inversiones

El Ayuntamiento de Valencia acaba el año sin ejecutar más de la mitad de las inversiones
/ LP
  • El Presupuesto de 128 millones, uno de los mayores de los últimos ejercicios, se quedará sólo en el 46% de pagos hechos

El gobierno municipal tripartito disponía este año de un presupuesto para inversiones de 128 millones de euros. De esa cantidad, el pasado 30 de noviembre había ordenado pagos a las distintas empresas por valor de 58,2 millones de euros. Es decir, el ejercicio acabará con más de las mitad de los proyectos sin ejecutar.

Es uno de los datos más relevantes que aparecen en el documento de Ejecución del Presupuesto municipal, con carácter mensual y que ofrece una radiografía de casi todo el ejercicio. A falta de 30 días para acabar el año, el balance sorprende en un año que ha gozado de cierta recuperación económica, con un aumento de ingresos e incluso de transferencias del Estado por las liquidaciones de ejercicios anteriores.

Las cifras indican que de los 128 millones, las distintas concejalías han retenido 98,8 millones de euros. Esto significa que han abierto los expedientes con el propósito de realizar las inversiones acordadas, como un jardín, la reforma de una calle, una biblioteca o cualquier dotación publicitada durante años.

Pero del dicho al hecho hay un Presupuesto por ejecutar. Este año comenzó con 64,7 millones de euros en la casilla inicial, aunque después se le sumaron 63,4 millones arrastrados del ejercicio de 2015. El portavoz del grupo popular, Eusebio Monzó, comentó ayer que es «alarmante la escasa ejecución en infraestructuras necesarias para mantener la calidad de vida en los barrios de Valencia».

De la citada cantidad retenida, se llega al siguiente paso, es decir, los 67,9 millones de euros que figuran como obligaciones reconocidas, es decir, obras realizadas y donde las empresas han presentado ya las facturas para cobrar. Finalmente, el Consistorio ha ordenado el pago de 58,2 millones después de verificar los documentos.

El portavoz popular consideró «nefasto» el bajo porcentaje de ejecución y manifestó que algunas de las «inversiones no realizadas por el tripartito son esenciales en la calidad de vida de los valencianos». Destacó algunas como el 44% de obras hechas en la urbanización de barrios, o el 20% en la construcción de instalaciones deportivas, el 13% en renovación de alcantarillado, el 12% en reformas de mercados o el 35% en la reforma de edificios municipales. Subrayó el caso de Jardines como «alarmante ya que sólo un 2% del Presupuesto se ha ejecutado en la remodelación de zonas verdes».

También hay casos cuya ejecución «ha sido totalmente nula como los dos millones de euros destinados a la construcción de jardines, o el proyecto de la Aceitera en Marxalenes, la rehabilitación de edificios en el Cabanyal, o la partida de 1,2 millones para construcción de viviendas municipales, que ya calificamos de fracaso absoluto».

El edil señaló que estos niveles de ejecución son «muy perjudiciales para nuestra ciudad» y añadió que la situación «empieza a ser preocupante si tenemos en cuenta la paralización total que existe en los Servicios de Licencias de Obras y de Actividades».

Donde sí hay un nivel alto de ejecución es en las expropiaciones, al surgir la inmensa mayoría de sentencias de obligado cumplimiento. Para jardines se han pagado 8,3 millones de los 9,3 millones presupuestados, por ejemplo. Para la apertura de calles, el Consistorio destinó este año 13,5 millones, mientras que ya ha desembolsado 10,7 millones.

Muchas de estas adquisiciones no se convertirán en un equipamiento hasta dentro de varios años, debido a que forman parte de proyectos con multitud de parcelas. Por esta razón, la Generalitat ha incluido en los Presupuestos de 2017 una enmienda para aprobar una moratoria a los Ayuntamientos de dos años en la aceptación de nuevas peticiones de particulares, lo que se aprobará con total seguridad.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate