Las Provincias

El Ayuntamiento ultima una ruta turística por los talleres falleros

  • Turismo Valencia venderá en su web entradas para los itinerarios, que Gómez quiere ofrecer a partir de este mes

valencia. La delegada de Turismo, Sandra Gómez, adelantó ayer la puesta en marcha de una ruta turística guiada por talleres falleros de Ciudad Fallera, el barrio formado por las naves de unos artesanos que forman parte esencial del reconocimiento a las Fallas como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

Gómez comentó antes de una sesión plenaria que esta iniciativa se trabaja desde Turismo Valencia y que forma parte del proyecto de rehabilitación de Ciudad Fallera, donde participarán otras concejalías. La idea es que se inicie este mismo mes, aunque todavía deben cerrarse los acuerdos para las visitas y el resto de la oferta cultural que se haga a los visitantes. A juicio de la también portavoz del gobierno municipal, el reconocimiento de la Unesco situará a Valencia «en el mundo, esto sí que tendrá un impacto positivo, no sólo durante las Fallas sino también el resto del año». En este último caso es donde entran en escena las rutas turísticas que se promoverán.

La idea es que Turismo Valencia venda a través de su página web las reservas para las visitas guiadas, o al menos se realice una promoción suficiente para atraer público a la periferia. «Realmente sitúa a Valencia en el mundo, esto sí que tendrá un impacto positivo, no sólo en las Fallas sino todo el año», comentó la edil. Ciudad Fallera se encuentra al norte del parque de Benicalap, en el límite con Burjassot y en origen fue un polígono industrial dedicado a artistas falleros.

«Queremos hacer actividades todo el año que pongan en valor las Fallas, trabajamos con Cultura Festiva en una ruta fallera dentro de la estrategia de rehabilitación del barrio. La edil observó que si el Consistorio «es capaz de mantener viva la llama todo el año, podremos aprovechar el reconocimiento».

A preguntas de los periodistas subrayó que una de las líneas de trabajo con la que se trabaja es el llamado turismo cultural. «Es un impulso que queremos dar para preservar nuestras tradiciones y cultura». Las reivindicaciones de los artesanos movió a que el Consistorio se decidiera por una norma que proteja en cierto modo la permanencia de talleres, aunque el gobierno municipal decidió apoyar una propuesta de Ciudadanos para articular un plan de recuperación del polígono donde se sitúan las empresas.

Las rutas guiadas falleras se extenderán a otras zonas de la ciudad, precisaron fuentes municipales, quienes citaron como ejemplo de itinerarios comercios de indumentaria valenciana o talleres de orfebrería de artículos relacionados con el traje de valenciana. Para ello se formalizarán acuerdos con empresas de guías turísticos.