Las Provincias

El PPCV mantendrá las líneas rojas pese al debate tras la muerte de Barberá

El PPCV mantendrá las líneas rojas pese al debate tras la muerte de Barberá
  • Ortiz afirma que serán «coherentes con lo dicho desde el principio» sobre cargos del partido afectados por procesos judiciales y pide reflexión acerca «de las formas»

El fallecimiento de la exalcaldesa de Valencia Rita Barberá reabrió la semana pasada en el seno del PP el debate sobre en qué momento deben asumir la responsabilidad política sus dirigentes cuando se ven involucrados en procesos judiciales. La muerte de la senadora propició una llamada a la reflexión sobre la actuación que tuvo el propio partido con ella el pasado mes de septiembre.

¿Cómo piensan actuar a partir de ahora los populares valencianos ante estas situaciones? «El PPCV va a seguir como hasta ahora, siendo coherente con lo que ha dicho desde el principio». Fue la respuesta que dio ayer la coordinadora de la formación, Eva Ortiz, siguiendo el criterio que fijó Isabel Bonig tras su llegada a la presidencia de la formación. El partido va a mantener sus líneas rojas frente a la corrupción. Apartará a sus miembros una vez se conozca que están siendo investigados por la justicia, nunca más tarde. No aguardarán a que se abra juicio oral.

Así continuará actuando a no ser que se decida dar un giro de timón al respecto en el congreso nacional del PP, que tendrá lugar en febrero, o en el regional, que se celebrará en abril, o después de Semana Santa en los provinciales. «Si hay que hacer cambios o no sobre líneas rojas o límites de mandatos lo deberá decidir la militancia», señaló Ortiz. Desde el propio PPCV tienen también muy en cuenta el pacto de Gobierno rubricado por Mariano Rajoy y Albert Rivera en materia de corrupción y al respecto señalan que deberán respetarlo siempre que esté vigente.

La coordinadora del PPCV destacó que se encuentran «absolutamente respaldados» por Génova en su manera de actuar y que una muestra de ello es el «contacto permanente» que mantiene su partido y la dirección nacional, tanto durante «la semana pasada», tras el fallecimiento de Barberá, como «todas las anteriores», y aseguró que esa relación no variará. Recordó que este apoyo se «puede leer» en la presencia de dirigentes del PP nacional y de otras comunidades autónomas en los actos que celebrarán el próximo fin de semana. El próximo viernes el vicesecretario general del PP, Fernando Martínez Maíllo, estará presente en una mesa debate en Castellón, mientras que el presidente de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, participará un día después en una jornada que albergará el Palau de la Música de Valencia.

Ortiz admitió que el PP tenía que tomar decisiones «durísimas e injustas, desde la presunción de inocencia», sobre Rita Barberá y que estas son «dificilísimas» de trasladar a los interesados y pidió «reflexionar en las formas» de hacerlo de ahora en adelante. También indicó que nadie habría entendido que las cosas se hubieran hecho de otra manera en el caso de la senadora.

Fuentes del PPCV señalaron ayer a este periódico que, de no haber estado en juego la investidura de Rajoy tras el 26-J, «con mucha probabilidad» se hubiera actuado de manera distinta con Barberá y reconocieron, por otra parte, que el PPCV actuará «con contundencia» con Alfredo Castelló, diputado y presidente del Comité de Derechos y Garantías del partido, en cuanto conozcan su imputación por irregularidades en el Ayuntamiento de Sagunto durante su etapa como alcalde.