Las Provincias

Cañizares: «Que su muerte no sea para la división sino para la concordia»

El cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, pidió ayer que la muerte de la exalcaldesa, Rita Barberá, «no sea para la división y el enfrentamiento sino para la concordia». En una homilía de veinte minutos, Cañizares reclamó que no se hagan «más víctimas ni condenemos fuera de tribunales legítimos y justos, ni sentemos a nadie en el banquillo». A su juicio, «ya comenzamos a experimentar esos frutos: la conciencia generalizada de que hay que cambiar, que así no podemos seguir so pena de ir a la ruina y a la destrucción en la sociedad y en España». El cardenal, que recordó «el amor de doña Rita a su pueblo», pidió a los asistentes seguir su ejemplo y «buscar el bien de todos».