Las Provincias

El foso se llenaba con agua de la acequia de Na Rovella

El foso nació en el siglo XI adosado a la muralla, aunque un siglo después, al construirse la barbacana como mejora defensiva, ésta se hizo a costa del primero menguando su anchura. Se trata de una simple trinchera excavada en el terreno, con una sección en 'V' de dimensiones muy variables que pueden llegar a unos quince metros de anchura y una profundidad en la parte central de cinco metros.

Se podía inundar, añade el documento del proyecto básico, con agua de la acequia de Rovella, diseñada en el siglo X. Al perder su función defensiva en el siglo XIV se parcelaron los terrenos de la antigua muralla y el foso se canalizó con una bóveda de doble rosca de ladrillos, llamada 'vall cobert'.