Las Provincias

Salvem el Cabanyal denuncia que a pesar de las promesas del tripartito siguen el vandalismo y las drogas en el barrio

  • La pasada madrugada reventaron una puerta y abrieron un boquete en las casas de la calle Escalante números 208 y 210

La plataforma Salvem el Cabanyal ha denunciado que continua el vandalismo y los intentos de establecer salas para consumir droga en el barrio, a pesar del refuerzo de la vigilancia anunciada por las administraciones local, autonómica y estatal.

Según han informado en un comunicado, el vecindario que vigila el patrimonio del Cabanyal - Canyamelar ha detectado que en la noche del viernes al sábado se ha reventado una puerta y abierto un boquete en las casas de la calle Escalante números 208 y 210.

Las aperturas de estas casas, según la plataforma, obedecen a intentos de realizar expolio en la cerámica de las casas y en abrir narco-salas en donde los usuarios consumen la droga que compran en el mismo barrio y que producen beneficio a las personas que las administran.

A pesar del refuerzo de la vigilancia anunciada por las autoridades competentes, los vecinos de este barrio marítimo "siguen sintiéndose desprotegidos ante los hechos que habitualmente se producen en el entorno de su residencia familiar", según la plataforma.

Concretamente, han indicado que en la casa del número 210 ya se había denunciando a la policía diversos intentos desde hace más de tres semanas y "hoy se ha consumado el derribo de la puerta y la apertura del boquete en la colindante".

Los vecinos han recordado que hace unos días se anunció la creación de una comisión conjunta entre los diferentes cuerpos de seguridad, local, autonómico y nacional, para elaborar un plan de protección de las personas y del patrimonio y ha deseado que "en el momento se ponga en marcha el mencionado plan se terminen de una vez y para siempre estos problemas".