Las Provincias

El mantenimiento de la Marina sale a concurso a la espera del Presupuesto

Dos edificios de la Marina pendientes de rehabilitación. :: jesús signes
Dos edificios de la Marina pendientes de rehabilitación. :: jesús signes
  • La entidad pública tramita la adjudicación para dos años de la dársena contando con los fondos que se aprobarán para el próximo año

valencia. El Consorcio Valencia 2007 ha sacado a concurso el contrato de mantenimiento de la Marina, uno de los de mayor cuantía de la entidad, valorado en 1,91 millones de euros durante los próximos dos años. El próximo 20 de diciembre acaba el plazo de presentación de ofertas.

El concurso se produce mientras la entidad espera la convocatoria del Consejo Rector para aprobar el Presupuesto de 2017, lo que no ha podido producirse todavía por la situación de interinidad del Gobierno. Fuentes de la entidad confirmaron que el gasto se ha reservado para el próximo ejercicio.

Este año ya se produjo algo parecido, cuando en enero se prorrogaron las cuentas de 2015 por la misma circunstancia. La Marina empieza a dar ingresos por las concesiones y alquileres, aunque la enorme carga financiera que arrastra y los embargos judiciales impiden que de momento produzca ganancias.

El contrato de mantenimiento se divide en una decena de cuestiones, desde los transformadores eléctricos y la red de alumbrado público hasta la conservación de la red de saneamiento o trabajos de albañilería y supervisión de ascensores.

El Consorcio está formado por las tres Administraciones públicas, Gobierno, Generalitat y Ayuntamiento, que se unieron para transformar la dársena portuaria y permitir así la celebración de la Copa América de vela en 2007 y 2009.

Este contrato fue acordado en el último consejo rector, indicaron las mismas fuentes. La entidad dispone de una comisión delegada, aunque sin firma suficiente para autorizar gastos de este calado. De ahí, por ejemplo, que todavía no se haya anulado oficialmente el concurso para la rehabilitación y posterior explotación del antiguo Varadero como un centro gastronómico.

La voluntad del alcalde Joan Ribó es que sea una de las subsedes del Museo del Mar, una iniciativa que tendrá su escenario principal en las Atarazanas pero repartirá los fondos en varios inmuebles del Marítimo. De esta manera, se abrirá el primer equipamiento público cultural en la Marina, con la excepción si se quiere de la Casa de la Copa, una pequeña sala de exposiciones junto al Edificio del Reloj.

La Abogacía del Estado pidió el pasado octubre aplazar la decisión a que se reuniera el consejo rector, para lo que sirve una convocatoria mediante correos electrónicos. Pero hasta hace poco no se han nombrado los nuevos ministros. Hasta ahora, el máximo representante del Gobierno en el Consorcio era Antonio Beteta, secretario de Estado de Administraciones Públicas.

Las mismas fuentes indicaron que no hay convocatoria oficial todavía para el consejo rector, por lo que se desconoce cuándo se aprobará el Presupuesto de 2017, donde se deben decidir entre otras cuestiones inversiones para la dársena.