Las Provincias

Un mirador con vistas al sol en la Marina de Valencia

fotogalería

Un velero navega por la dársena interior, con el Veles e Vents al fondo. / JESÚS SIGNES

  • Estudiantes de la CEU-UCH proponen reconvertir el espacio para que los ciudadanos puedan disfrutar de las vistas

Estudiantes de Arquitectura de la Universidad CEU Cardenal Herrera (CEU-UCH), dirigidos por el profesor de Urbanismo José Luis Gisbert, presentarán este jueves a las 16.00 horas, en la antigua base del Alinghi, su propuesta de rediseño del espacio urbano de La Marina Real Juan Carlos I de Valencia, dentro de las actividades del Civic Factory Fest.

Durante diez días, los estudiantes ha participado en el taller #caminamarina, evaluando el estado actual de La Marina, junto a arquitectos y estudiantes de otras universidades valencianas. Su propuesta plantea la recuperación de un tramo de cantil con bancos para sentarse a disfrutar del sol y de las vistas, bajo el lema: '¿Has visto la puesta de sol en La Marina? ¡No te la pierdas! Ahora te espera un 'embancadero' denominado #miramarina'.

El taller, organizado por la asociación sin ánimo de lucro Arquitectúria durante este mes de noviembre en el antiguo hangar del Alinghi, ha permitido a los estudiantes de la CEU-UCH conocer de primera mano los puntos de vista de vecinos, empresarios con actividad en la zona y del Consorcio València 2007, que han participado en esta iniciativa del Civic Factory Fest, organizada por Civicwise. En ella se ha invitado a todos los interesados a responder a la pregunta: ¿Cómo quieres La Marina?.

Una vez realizado este mapeo colaborativo a partir de las opiniones recogidas, los estudiantes de Arquitectura de la CEU-UCH han elaborado, junto a otros alumnos y arquitectos profesionales, una selección de cuatro líneas de intervención, de entre las que finalmente se ha ejecutado la acción transformadora del espacio público denominada 'Cabos sueltos', explica la institución académica en un comunicado.

Según señala el profesor de Urbanismo de la CEU-UCH José Luis Gisbert, "esta acción ilustra una posible estrategia, a desarrollar aún más en el futuro, que consiste en enlazar o ligar "cabos sueltos", a modo de recorridos por La Marina, mediante líneas dibujadas en el pavimento que guíen al transeúnte, haciendo más fácil la lectura de este espacio al público".

"Experiencia nueva"

La iniciativa incorpora la propuesta de los estudiantes de la CEU-UCH de recuperación de un tramo de cantil, en el que se dibujan tres pantalanes a los que se amarran bancos para sentarse, a modo de "embancadero", que han llamado #miramarina. "De esta forma --señala el profesor Gisbert-- se recupera y habilita un área que permite disfrutar del sol y de las vistas en La Marina: es una experiencia nueva en un espacio público que comienza a recuperarse".

Durante el taller, los estudiantes trazaron con pinturas el cabo y los pantalanes que componen su propuesta y el Consorcio Valencia 2007 ha instalado los bancos de su "embancadero", completando esta adecuación del espacio urbano, que ya pueden visitar todos los valencianos.