Las Provincias

De rectificación en rectificación

El concejal recibe a las cortes en la jornada donde se explicó el protocolo. :: jesús signes
El concejal recibe a las cortes en la jornada donde se explicó el protocolo. :: jesús signes
  • Los poemas de Lo Rat Penat en el Libro Fallero o la supresión de la bandera nacional en la asamblea han sido algunas de las polémicas protagonizadas por Fuset

Varios plantes en la asamblea de presidentes, una votación aplastante (127 votos frente a 9) para frenar el intervencionismo del Ayuntamiento en los asuntos falleros o abucheos al concejal de Cultura Festiva, Pere Fuset, por algunas de las decisiones adoptadas. Son algunos de los momentos que ha vivido el concejal de Cultura Festiva, Pere Fuset, desde que llegó al cargo y, por tanto, se puso al frente de la Junta Central Fallera (JCF). Un tiempo en el que ha tenido que rectificar varias decisiones por la presión de las fallas, cansadas del intervencionismo municipal.

A las rectificaciones se suman también algunas contradicciones como el desconocimiento que tenía de las normas de vestimenta y protocolo que, por primera vez, se ha hecho firmar a las preseleccionadas y a las cortes. Así, cuando se le ha preguntado por qué ha hecho firmar unas directrices con las que no está de acuerdo, durante esta semana ha justificado que propuso la modificación cuando tuvo acceso al documento y conoció sus puntos.

Sin embargo, esta declaración contrasta con fuentes consultadas por LAS PROVINCIAS, que confirman que la segunda semana de septiembre, concretamente el día en que las 72 preseleccionadas mayores y los padres de las 72 infantiles firmaron las normas de vestimenta, toda la directiva de la Junta, presidida Fuset, estuvo presente en el acto.

Además, tras la elección de las cortes en la gala de la Fonteta, concretamente el lunes 26 de septiembre, se convocó a la corte a una reunión para dar consejos sobre trajes, moños y uso de redes sociales y, según las mismas fuentes, se les recordó que debían de cumplir las normas, indicación que se hizo ante el edil.

Indumentaria de particular

Hasta tres opiniones del protocolo en un mismo día

En apenas cuatro días, el concejal pasó de imponer el reglamento a suspenderlo, criticarlo y vincularlo al pasado, mediante la difusión de un comunicado en que aireó documentos de los años 2007-2009 pero que el concejal Félix Crespo aseguró que sólo fueron borradores.

Pero fue el pasado viernes cuando Fuset dio hasta tres versiones, en menos de 24 horas, sobre la vigencia del documento. Así, si a primera hora, aseguraba que se cambiarían de cara a este ejercicio (en la asamblea de presidentes de octubre anunció que sería en 2017), por la tarde el plazo se acortó a antes de que el Consell las revisara, ya que la vicepresidenta, Mónica Oltra, había asegurado que el documento era «incompatible con los tiempos que corren y con el ordenamiento jurídico» y que se iba a enviar una recomendación a la JCF. Tres horas más tarde, un comunicado de la Junta anunciaba que quedaban suspendidos los artículos relativos a la vestimenta. Anoche, en la asamblea, se anunció que quedaba anulado todo.

Libro fallero

De quedar fuera a incluirse y vuelta a empezar

La decisión de no incluir los poemas de Ampar Cabrera, ganadora del premio Bernat i Baldoví de Lo Rat Penat, en el Libro Fallero generó enorme malestar entre las comisiones por la censura aplicada por el Ayuntamiento. Fuset, tras percibir el malestar, dijo que sólo podrían ponerse si los revisaba la Acadèmia Valenciana de la Llengua (AVL).

El desencuentro llegó a tal punto que la Interagrupación recogió firmas y exigió una votación para que se incluyeran los poemas, que obtuvo 127 votos a favor. En enero, el edil confirmaba que se incluirían «de forma excepcional». Eso sí, con anotación incluida en el libro. Sin embargo, para 2017 la historia se repite con el anuncio de la creación de un concurso para elegir los poemas, que es lo que ha llevado a medio centenar de fallas a presentar una reprobación a Fuset.

Bandera nacional

Tres asambleas sin la rojigualda en el escenario

Fue en la primera asamblea de presidentes celebrada en el Palau de la Música (anteriormente las reuniones eran en el hemiciclo municipal) cuando saltó la alarma: la bandera de España había desaparecido del escenario. La versión de Fuset fue que se había quedado en la sede la JCF, algo que chirrió a los asistentes, que incluso interpelaron por el tema. Tres asambleas después, y con la amenaza de solicitar un informe para ver si era preceptiva o no su colocación, reapareció.

Iluminación

Tijeretazo en dos tiempos a las ayudas para las luces

El año pasado, el anunciado tijeretazo a los proyectos de calles iluminadas se paralizó tras iniciar la Interagrupación una recogida de firmas. Fuset propuso entonces una mesa de diálogo para fijar el recorte de 2017 que será mayor al previsto inicialmente para el año pasado. La última cifra barajada fue el 4%.

Moño único

De imposición a introducirlo de forma gradual

El mensaje de armonizar la indumentaria del siglo XVIII con el peinado, propuesto por el secretario general de la JCF, Pepe Martínez Tormo, generó revuelo entre las falleras. Aunque en un primer momento fue una imposición, la JCF optó por un uso gradual a lo largo del pasado ejercicio. De hecho, no fue hasta la Gala de la Cultura, en enero, cuando la fallera mayor de 2016, Alicia Moreno, y su corte estrenaron este peinado con el traje del XVIII.