Las Provincias

Farola con el aviso. :: lp
Farola con el aviso. :: lp

Las farolas incorporan un sistema de alerta por robos de cable

  • Alumbrado extiende a todas las reposiciones de material sustraído los detectores que avisan a la contrata municipal y a la Policía Local

valencia. La delegación de Alumbrado está colocando un sistema de detección de robos en todas las farolas donde se reponga el cable de cobre sustraído. Esta tecnología se estrenó en diciembre del pasado año y desde entonces ha sido la utilizada en los encargos a las contratas, indicaron ayer fuentes cercanas al gobierno municipal.

El aviso se produce cuando hay un corte de luz y un servicio de guardia es el primero en personarse en el lugar donde se da la alerta, del mismo modo que se comunica la incidencia a la Policía Local. Los detectores, precisaron, se puede instalar en cualquier farola, aunque no sea por la reposición de cable.

Los paseos marítimos de Pinedo y El Perellonet fueron los primeros lugares de Valencia donde se puso en marcha este sistema, el pasado diciembre y gracias a una serie de ayudas económicas de la Diputación. Desde entonces se ha extendido a otros barrios y pedanías.

El robo de cable es uno de los quebraderos de cabeza principales para el Consistorio, que realmente puso en jaque al servicio de Alumbrado, sobre todo en los lugares más apartados por ser más fácil el hurto. El jardín del Turia es otro de los escenarios principales de los robos.

El sistema de alerta es una de las novedades que se añade al llamado plan de eficiencia energética, la revisión de todo el alumbrado de la ciudad para reducir luminarias en las calles donde se detecte que son excesivas. También en la próxima renovación de bombillas para que sean sustituidas por otras de tecnología led, de menor consumo.

La suma de esto hace que la factura de la luz haya bajado de manera sustancial. La junta de gobierno aprobó tras el verano liberar una reserva de 2,48 millones de euros por este motivo, entre ellos el apagado de 4.000 puntos de luz en accesos a la ciudad, grandes bulevares y calles principales de la ciudad.

El concejal de Alumbrado, Sergi Campillo, comentó a este periódico que la tramitación del estudio para la renovación de miles de bombillas está en fase de apertura y estudio de las ofertas. La eliminación de las más contaminantes supondrá la colocación de 3.700 unidades nuevas, además de reubicar 1.200 instaladas, que gastarán cuatro veces menos potencia que las actuales. Además, todas las luminarias esféricas de jardín serán sustituidas, al ser consideradas por los técnicos como las más contaminantes.