Las Provincias

El PP denuncia que los cambios en la Policía Local restan agentes a Tráfico

  • Protección Ciudadana defiende que se mantienen los mismos funcionarios en los barrios y que cuentan con el apoyo sindical

valencia. El concejal del grupo popular Félix Crespo denunció ayer que la congelación de plantilla de la Policía Local este año ha motivado que el gobierno municipal «quite policías de barrio y de Tráfico» para responder a las quejas vecinales por el botellón, la inseguridad ciudadana en el Cabanyal y la venta ilegal en los mercadillo. Esto supone el «consecuente perjuicio para la movilidad de la ciudad».

La delegada de Protección Ciudadana, Anaïs Menguzzato, se reunió ayer con los sindicatos para negociar una reordenación de la plantilla que ha afectado a 62 funcionarios, todos de la Unidad de Tráfico, según indicaron fuentes sindicales.

«No se pueden sacar nuevos agentes de la chistera porque no los hay y no estarán operativas tampoco las 33 plazas previstas en la oferta de empleo, ni siquiera para 2017», afirmó Crespo.

Fuentes cercanas al gobierno municipal indicaron que no «quitamos ni un policía de barrio. Frente al inmovilismo del PP queremos dar respuestas a las necesidades de los vecinos, con los que nos hemos reunido. Las principales reivindicaciones que nos han trasladado han sido los problemas de ocio nocturno, el botellón y las terrazas, por lo que vamos a darles respuesta». Añadieron por último que no hay «reducción, se trata de una reorganización de la plantilla que cuenta con el respaldo de los sindicatos».