Las Provincias

Raquel Alario, fallera mayor de Valencia 2017: «En ningún momento tuve dudas de firmar porque no nos sentimos ofendidas»

  • El secretario general de la JCF cree que puede haberse cometido errores pero no es el momento de dimisiones

La fallera mayor de Valencia, Raquel Alario, ha explicado este martes que a toda la corte de honor se le explicó cada uno de los puntos del protocolo sobre indumentaria y ha añadido que "en ningún momento" tuvo "dudas" de firmarlo porque no le pareció "nada extraño" y ninguna de ellas se sientó "ofendida por nada".

Alario, junto a la fallera mayor infantil, Clara María Parejo Pérez, acompañadas por el secretario general de la Junta Central Fallera, José Martínez, ha visitado al delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, en un encuentro protocolario.

Al respecto, ha comentado que les explicaron en una reunión cada uno de los puntos y no vio "nada extraño". Por ello, ha indicado que la polémica por las 'Normas de protocolo y actuación para las falleras mayores de Valencia y sus cortes de honor' le pilló "un poco de sorpresa" porque ninguna de las 13 se sintieron "ofendidas ni por las normas ni por nada".

Así, ha comentado que se encuentra "muy bien" y que ha preferido quedarse "al margen" de toda la polémica a la que no ve "demasiado sentido" porque considera estas recomendaciones "de sentido común".

Del miSmo modo, el secretario general de la Junta Central Fallera, José Martínez, ha señalado que aunque deben hacer "una reflexión profunda" porque "sí que es cierto que pueden haberse cometido errores" y "lo asumimos" no es el momento de que haya dimisiones.

Martínez ha señalado que en la asamblea ordinaria de presidentes que se celebra este martes por la tarde "obviamente" saldrá esta polémica. "Tenemos que hacer una reflexión y comunicarlo y debatirlo con el ámbito fallero", ha apuntado.

No obstante, ha apuntado que desconoce si desde algún sector de la Asamblea se puede pedir la dimisión de Fuset, pero que no sabe si en este momento una destitución sería "positivo para el devenir" de las fiestas teniendo en cuenta que dentro de una semana la Unesco resolverá sobre la candidatura de las fallas como Patrimonio Cultural Inmaterial y que en dos meses estamos en fallas.

"DURANTE MUCHOS AÑOS HA HABIDO DOCUMENTOS"

En cualquier caso, ha recordado que "durante muchos años ha habido documentos en los que se indicaban pautas de comportamiento, en algún caso indicado la palabra 'normas de comportamientos'", pero que "nunca se ha aprobado por ningún organismo ni de la JCF ni de la asamblea de presidentes".

De este modo, se entendía que era "un documento de uso interno" en el que "tradicionalmente se manifestaba de forma oral a las candidatas". Al respecto, ha aclarado que se pidió a las falleras que lo firmaran para "garantizar" que habían entendido lo que les solicitaban y que "se comprometen en la medida de lo posible a cumplirlo". Pero "en ningún caso ha habido ningún tipo de coacción", ha asegurado.