Las Provincias

La Policía Local aumentará las patrullas tras las quejas

Hoy se lo pedirá a los sindicatos en la mesa técnica de negociación, pero la concejal de Protección Ciudadana, Anaïs Menguzzato, anunció ayer una propuesta de reorganización de efectivos para «reforzar la vigilancia nocturna en las zonas donde se han producido más quejas vecinales, donde citó el caso del Cabanyal. Habrá 12 agentes más en el Grupo de Operaciones Especiales (GOE), 50 agentes repartidos en unidades de distrito y tres patrullas más en el barrio del Marítimo.

«Con el objeto de cumplir el compromiso que adquirí de mejorar la convivencia, especialmente por las noches y por los problemas de ruidos y molestias ocasionados por el botellón y las terrazas, vamos a proponer la reorganización de la Policía Local», dijo la edil. Menguzzato recordó que mejorar la «convivencia es uno de los principales retos».

La edil añadió que se quiere dar respuesta a las «inquietudes y necesidades de las asociaciones de vecinos sobre el botellón, las terrazas y el ruido por el ocio nocturno». La propuesta a los sindicatos hará que los recursos del GOE pasen de 88 a 100 efectivos.

En el caso del Cabanyal se «reforzará el Marítimo con tres patrullas, con lo que será el que cuente con más unidades móviles de la ciudad, al disponer de un total de 24».

La propuesta contempla cuatro unidades para Ciutat Vella, que pasaría a tener 23; cinco en Ruzafa, que contaría con 21, las mismas que San Isidro que se reforzaría con otras tres. En Abastos se incorporarían cuatro unidades móviles, con lo que aumentaría de las 18 actuales hasta 22. Tránsitos pasaría de 20 a 23 y Benimaclet, de 18 a 22. La concejal adelantó que se reforzarán los controles de velocidad y alcoholemia.