Las Provincias

fotogalería

El agua cae a chorros dentro de las aulas. / LP

La lluvia obliga a desalojar otra vez a los 400 niños de los barracones del colegio 103 de Valencia

  • El centro avisa a los padres para que recojan a los alumnos por la imposibilidad de dar clase

  • Las primeras patrullas han avisado a los Bomberos y estos han decretado le desalojo preventivo del centro escolar ante el riesgo de que se produjeran cortocircuitos

La luvia caída en la ciudad de Valencia ha obligado al desalojo completo del colegio 103 de Valencia, situado en la avenida Baleares y construido con barracones desde hace casi una década. Tras detectar los responsables del centro que algunas zonas estaban inundadas han solicitado la presencia de la Policía Local.

Las primeras patrullas han avisado a los Bomberos y estos han decretado le desalojo preventivo del centro escolar ante el riesgo de que se produjeran cortocircuitos, ya que se había mojado el cuadro eléctrico. Rápidamente, desde el centro han llamado a las familias de los alumnos que han podido para que se alertaran unos a otros y acudieran a recoger a los menores.

Fuentes de la Conselleria de Educación han apuntado que los técnicos de este departamento y el responsable de Ciegsa se han desplazado hasta el lugar para revisar el estado de las instalaciones.

Reunión urgente con la Conselleria

Muchos de los padres se mostraban indignados porque la Generalitat no ha puesto solución a los problemas de los barracones porque lamentan “que cada vez que llueve hay que desalojar, y mira que llueve poco en Valencia”. Los progenitores solicitan una solución urgente a la Conselleria de Educación.

Desde la Conselleria de Educación afirman que van a convocar una reunión "de urgencia" con la empresa responsable de la gestión de los barracones en los que se encuentra este colegio para "revisar todos los protocolos y pautas" que se están aplicando. En este sentido, desde la administración educativa han explicado a Europa Press que la empresa ha de revisar cada tres meses el estado de las aulas prefabricadas y la dirección firmar como que esa labor se ha realizado.

Por otro lado, desde el departamento que dirige Vicent Marzà han recordado que en Navidad se instalará una cubierta en todo el centro y que se ha elegido ese período vacacional porque la actuación requiere dos semanas y no se ha querido interrumpir las clases. Asimismo, prevén que las obras de construcción del nuevo centro empiecen en 2017.

Protestas de padres

Precisamente, el pasado mes de octubre padres y alumnos del CEIP 103 de Valencia llevaron a cabo una concentración, bajo el lema 'Educando bajo la lluvia', a las puertas del colegio para protestar por los desperfectos que sufre el centro cada vez que llueve y reclamar medidas que solucionen este problema, como impermeabilizar la cubierta.

Los progenitores denunciaban que, a causa de las lluvias, se estropearon varios ordenadores, aires acondicionados y los libros de 5º de primaria. Por ello, reclamaban que las administraciones "trabajen conjuntamente y saquen adelante el proyecto de construcción del nuevo colegio".

Por otra parte, la Conselleria de Educación ha señalado que durante la mañana no se ha registrado ninguna otra incidencia en instalaciones escolares en la Comunitat Valenciana provocada por las lluvias.