Las Provincias

Cincuenta comisiones firman para reprobar al concejal Fuset por su gestión

El concejal Pere Fuset y técnicos del Ayuntamiento, ayer en la Petxina, en una reunión para informar de los permisos de Fallas.
El concejal Pere Fuset y técnicos del Ayuntamiento, ayer en la Petxina, en una reunión para informar de los permisos de Fallas. / Jesús Signes
  • Fuset intentó convencer sin éxito a los presidentes firmantes de retirar la moción recordando la retirada de las normas y proponiendo un jurado con la RACV y la AVL para el concurso de poemas

Medio centenar de fallas se han acogido a la petición de que se vote hoy una moción de reprobación al concejal de Cultura Festiva, Pere Fuset, y a la directiva de la Junta Central Fallera por haber hecho firmar a las preseleccionadas y, más tarde, a las cortes y falleras mayores una normativa que prohibe llevar escotes, faldas cortas y que incluye enviar a las jóvenes a cambiar a casa, sin que los puntos de obligado cumplimiento hayan sido aprobados antes en el pleno y la asamblea de presidentes.

Los directivos de las comisiones presentaron la semana pasada medio centenar de firmas para exigir que la moción se incluyera en el orden del día de la asamblea, que se celebra esta noche en el Palau de la Música, y finalmente está previsto porque cuentan con el apoyo de más del 10% de las comisiones censadas en la Junta Central Fallera. Aunque se precisaban al menos 37, se ha llegado al medio centenar, a pesar de que cinco fallas las retiraron tras recibir la llamada del concejal, y la moción figura en el cuarto punto de la reunión, tras otros trámites como la aprobación del acta; el informe de presidencia y la votación de la clasificación de fallas. Además, está previsto que hoy se entreguen más firmas en contra de las medidas.

El debate de este punto llegará a pesar de que anoche mismo el concejal de Cultura Festiva intentara a la desesperada parar la exigencia de los presidentes en una reunión que se celebró en el casal de Sagunto-San Antonio-Padre Urbano. El encuentro entre una representación de los presidentes firmantes y presidentes de agrupaciones de fallas y, por otro lado, el concejal Pere Fuset; el jefe de servicio, Josep Lluís Marín; el asesor del concejal, Amadeu Mezquida, y el vicepresidente de la Junta, José Manuel Acosta, fue organizado por la Interagrupación en un intento de que las partes hablaran.

Ya el pasado sábado la Interagrupación intentó sentar al día siguiente a todos en una mesa, pero la reunión no se pudo llevar a cabo debido al cruce de comunicados con opiniones contrarias entre la Junta, que afirmó que eran normas ya existentes, expresidentes de este organismo y 34 falleras mayores de Valencia, que negaron la existencia de normas de obligado cumplimiento.

La postura de los presidentes

La reunión de anoche estaba prevista precisamente en uno de los casales firmantes de la moción de reprobación. Antes del inicio de la misma, los presidentes contrarios a las decisión del concejal de aprobar dos medidas sin contar con el visto bueno de la asamblea aseguraron que asistían para escuchar la argumentación del concejal, pero afirmaron que como no habían sido nombrados portavoces del colectivo, no podían tomar decisiones.

Inicialmente indicaron que la única manera que veían viable de solucionar el asunto era que el concejal retirara las normas que se han hecho firmar a las cortes y, que además, desconvocara el nuevo concurso de poesía lírica que ha organizado este año el Ayuntamiento, para evitar que el poeta ganador del mejor llibret de falla Bernat i Baldoví de Lo Rat Penat tuviera este honor.

La propuesta de Fuset

La reunión finalizó casi a las 2 de la magrugada. El concejal de Cultura Festiva dijo a los presentes que la normativa de las cortes se había retirado, por lo tanto, la exigencia de su anulación que se incluía en la moción ya se ha cumplido antes de que se celebra la asamblea. Quedará pendiente el tema de los versos. En el encuentro de ayer, Fuset propuso que el nuevo concurso que ha convocado el ayuntamiento cuente con dos jurados de la Real Academia de Cultura Valenciana (RACV), dos de la Acadèmia Valenciana de la Llengua (AVL) y otro que indicó que podía ser elegido por la asamblea de presidentes.

A pesar de lanzar esta idea, el grupo promotor de las firmas contra las medidas de la Junta Cental Fallera aseguró que esa propuesta tenía que pasar necesariamente por la asamblea porque ellos no la podían aceptar sin el respaldo de los presidentes. Este punto a buen seguro que traerá polémica porque los delegados de sector y representantes falleros ya recordaron a Fuset en el pleno de la semana pasada que el tema de los versos ya pasó el 22 de diciembre de 2015 por la asamblea y se aprobó mantener el sistema que estaba vigente con los poemas de Lo Rat Penat y advirtieron que todo lo que se aprueba en asamblea tiene carácter permanente hasta que se vuelve a tratar en este foro.

La Interagrupación, mediadora

Por su parte, desde la Interagrupación de fallas, organismo que organizó anoche el encuentro, han venido manteniendo la idea de que no querían entrar en esta polémica y, por eso, se ofrecieron a ser mediadores. A la pregunta de si se iban a posicionar, su presidente, Jesús Hernández, a lo largo de la semana ha ido afirmando que «hemos querido estar al margen de unos y de otros. Estaremos del lado de lo que diga la mayoría de presidentes en la asamblea». Y añadió que, de todos modos, «no era bueno generar malestar», en referencia a que había también problemas por resolver como la insonorización de casales, las mediaciones con vecinos o la petición de dinero por la SGAE.

A pesar de ello, la pasada semana en la entrega de premios de la Interagrupación, Jesús Hernández dio un toque de atención al afirmar que «la asamblea es soberana porque las palabras de los presidentes son las voces de los máximos representantes de la fiesta». Añadió que «nunca unos cuantos deben mandar sobre la gran mayoría de las voluntades». E indicó que habitualmente el fallero «fa i calla y nuestra labor como a Interagrupación es que el mundo fallero deje de callar y también hable».