Las Provincias

El Cabanyal tendrá un nuevo plan tras la derogación de la ampliación de Blasco Ibáñez

El consejo de la empresa municipal Aumsa aprobó ayer los pliegos de condiciones para contratar la asistencia técnica del nuevo Plan Especial de Protección del Cabanyal-Canyamelar, en sustitución del que incluía la prolongación de la avenida Blasco Ibáñez. El concejal de Desarrollo Urbano, Vicent Sarrià, informó que el importe es de 238.095 euros y se publicará para que durante 30 días se reciban las ofertas. El equipo técnico que se presente deberá incluir al menos cinco especialistas en patrimonio cultural, urbanismo, paisaje, un arqueólogo o historiador y un licenciado en Derecho.

El documento definitivo debe estar concluido en un máximo de 13 meses, incluida la fase de alegaciones y las posibles adaptaciones que se deriven de los informes vinculantes de la Conselleria de Cultura. De hecho, el equipo, una vez firme el contrato, deberá entregar antes de cinco meses el documento inicial estratégico y el borrador del Plan. La participación ciudadana será la base de estos trabajos.