Las Provincias

Una empresa árabe quiere convertir una urbanización abandonada en zona de lujo

La maqueta de la urbanización cubierta de documentos y otros desechos reflejan el abandono que ha sufrido Penya Roja. :: B. O.
La maqueta de la urbanización cubierta de documentos y otros desechos reflejan el abandono que ha sufrido Penya Roja. :: B. O.
  • Pego recibe una oferta cifrada en 60 millones de euros para hacer un hospital, un hotel y una universidad en la zona de Penya Roja

Laa crisis inmobiliaria de los últimos años en España ha captado la atención de potentes empresas multinacionales que quieren aprovechar esa circunstancia para adquirir proyecto inacabados a mejor precio. Un ejemplo es la urbanización Penya Roja de Pego, que desde que la mercantil Martinsa Fadesa se declaró en concurso de acreedores y paralizó las obras en 2008, ha tenido diversos pretendientes.

Según el alcalde pegolino, Enrique Moll, en los últimos años han llamado a la puerta de su despacho varios representantes de empresas alemanas, inglesas y holandesas, que querían adquirir los más de 726.000 metros cuadrados de la 'urbanización fantasma' para desarrollar diferentes proyectos ambiciosos en esta zona de la Marina Alta. Entre las propuestas presentadas durante los últimos años, el alcalde destacó dos de ellas. La primera, la construcción de un parque acuático.

Según indicó el primer edil, «un representante vino con un proyecto que pretendía convertir en la zona de Penya Roja en un punto de ocio de referencia en toda la Comunitat». Mientras que la segunda oferta llegó desde Oriente. El alcalde explicó que, recientemente, mantuvo una reunión con un representante de una importante empresa de Emiratos Árabes que les presentó un proyecto de grandes dimensiones. Dicha actuación, detalló el munícipe, prevía la construcción de un hotel de cinco estrellas, una universidad, un hospital y un complejo residencial. Una propuesta cifrada en más de 60 millones de euros.

Pero, de momento, estos planes urbanísticos no han llegado a prosperar. Moll apuntó que, ante tales ofertas, el consistorio siempre ha actuado de la misma forma. «Nosotros no somos los propietarios de la urbanización, por lo que siempre hemos remitido estas propuestas a la empresa que tiene a su nombre los terrenos.

Desde la empresa Martinsa Fadesa explicaron que sí han recibido diferentes ofertas aunque prefirieron no concretar detalles al respecto. Apuntaron, además, que están estudiando dichas ofertas para posteriormente «poner un precio adecuado a la demanda y sacarla a subasta». Aunque, por ahora, no tiene una fecha prevista para hacerlo.

Mientras tanto, Penya Roja sigue abandonada. El paso del tiempo ha hecho que de una 'urbanización fantasma' se haya transformado en un escenario de película apocalíptica. Durante los primeros años, la empresa puso servicio de vigilancia en la zona, pero al cabo de un tiempo desistió y los robos han sido constantes. Cableado eléctrico en busca de cobre, material y herramientas de obra, incluso las tapas del alcantarillado. En un recorrido por este denominado cementerio de hormigón, llama la atención lel piso piloto al que no le quedan ni los marcos de las puertas de ninguna de las estancias.