Las Provincias

El tráfico de camiones por la falta de la variante provoca destrozos en casas de Pedralba

fotogalería

Daños en el puente tras el impacto. :: dani quilez

  • Los vecinos denuncian que los vehículos dañan accesos, balcones y aceras y reclaman que se retome la obra paralizada por Medio Ambiente

valencia. «Una de las calles más emblemáticas está siendo destrozada». La frase apareció ayer en la página web de la plataforma 'Por qué sí a la variante sur', conformada por vecinos de Pedralba, y pone de relieve la problemática que desde hace años sufre el municipio ante el elevado número de vehículos pesados que circulan por las calles Acequia y Colón. Y es que durante la mañana un camión impactó contra uno de los puentes de acceso a las viviendas, dejando importantes destrozos.

Por desgracia, no es un hecho aislado. Fuentes vecinales explicaron que los desperfectos están a la orden del día, ya sean balcones afectados tras ser golpeados por los remolques, aceras hundidas por el peso o bordillos reventados. Por no hablar de los problemas de atascos, que también son habituales.

Y mientras, la carretera diseñada para sacar este tráfico fuera del pueblo sigue paralizada y a la espera de que se concreten nuevas medidas. «El otro día técnicos de la Diputación (de quien depende la obra) estuvieron por aquí y reiteraron que cualquier alternativa tendría un impacto ambiental mayor que la variante», lamentan fuentes de la plataforma, que destacan que la actuación paralizada por una decisión de la Conselleria de Medio Ambiente contaba con los permisos ambientales necesarios. «La suerte es que no hubo que lamentar daños personales», señalaron.

Por su parte, el alcalde Roberto Serigó explicó que la calle afectada es emblemática porque pasa la acequia que riega los cultivos de la zona sur, de ahí las pasarelas tradicionales de las casas. Destacó que el incidente se debió al golpe de un camión, «pues deben acercarse mucho a la acera al ser una zona estrecha», y lamentó los destrozos. Explicó además que el caso urbano absorbe el tráfico que se dirige a otros municipios como Bugarra o Gestalgar al no existir ninguna alternativa.

La construcción de la variante se encontraba en una fase muy avanzada, e incluso el Consell autorizó a finales de febrero la ocupación de los terrenos para ejecutarla, aludiendo, en palabras de Mónica Oltra, a la seguridad de los vecinos. Sin embargo, la aprobación por parte de Medio Ambiente de la revisión del Plan de Ordenación de los Recursos Naturales del Turia (Porn) implicó la suspensión cautelar de los proyectos que puedan tener afección en la zona natural, lo que obligó a la Diputación a paralizar la obra.

La comisión Pro-Variante Sur defiende que la vía está en la zona de protección del parque, no dentro -pasaba a 180 metros del cauce- por lo que no es incompatible, y que su diseño contó con todos los apoyos técnicos, como el informe de impacto ambiental o el de inundabilidad. De ahí que pidan su ejecución.