Las Provincias

Generalitat y ayuntamientos rechazan la ampliación de la V-30 de Fomento

Tráfico en la V-30. :: irene marsilla
Tráfico en la V-30. :: irene marsilla
  • Los municipios critican que la reforma no incluya pasarelas peatonales o para ciclistas y que los datos de tráfico del proyecto sean de 2009

El regreso de la línea C-3 de Cercanías a la estación del Norte tras ocho años de espera, la reclamación de las ayudas para el transporte metropolitano, la liberalización de la AP-7 mientras se prolonguen las obras de la A-7 en Vall d'Uixó y, ahora, la ampliación de la V-30. Son cuatro temas de infraestructuras en los que la Generalitat -a través de la Conselleria de Obras Públicas- y los ayuntamientos afectados han hecho frente común contra el Ministerio de Fomento.

En este caso, ha sido el anteproyecto de aumento de capacidad de la V-30 el que ha generado la oposición frontal de las administraciones autonómica y local, que se ha traducido en la presentación de alegaciones (el plazo legal finaliza este lunes) contra la reactivación de una propuesta que tiene un coste de 145 millones.

¿Motivos de ese rechazo? Los enumeró ayer la consellera de Obras Públicas, María José Salvador, tras mantener una reunión con representantes de los ayuntamientos afectados por la intervención: Valencia (Pinedo, La Punta, Horno de Alcedo, La Torre y Castellar), Quart de Poblet, Xirivella, Mislata, Paterna, Manises, Picanya, Paiporta y Sedaví. En líneas generales, la falta de consenso y colaboración entre las administraciones implicadas, «tal y como recogía el protocolo firmado en 2005», dijo Salvador.

A lo que sumó, ya de forma más detallada, que el proyecto choca con la propia Ley de Carreteras de 2015 al no tener en cuenta la perspectiva intermodal, que los datos de medición de tráfico empleados corresponden al año 2009 por lo que están «desfasados» o que no tiene en cuenta «ningún tipo de movilidad» al contemplar únicamente ampliación de carriles «sin contar con los efectos que tendrá en el aumento del tráfico». En este punto, Salvador criticó que Fomento no haya considerado itinerarios para los vehículos no motorizados como pasarelas para peatones y ciclistas.

Y añadió también que no se haya considerado el plan de movilidad sostenible de Valencia (actualmente en licitación). «O que se adjudiquen pagos a varias administraciones, como el nuevo puente del enlace de la CV-36 que debería ejecutar esta conselleria», explicó.

La diferenciación de los tráficos, la falta de solución a los accesos a los municipios o la reducción de velocidad fueron otros de los aspectos resaltados. «No queremos una carretera pura y dura, sino un proyecto con criterios del siglo XXI», resaltó. «Es un clamor que el eje está congestionado y que hay que dar solución al acceso del puerto pero no como plantea Fomento», criticó Salvador. A lo que los alcaldes que tomaron la palabra hicieron hincapié en el nulo diálogo con el ministerio para ejecutar la reforma de la V-30.

Por ello, la consellera anunció que se ha solicitado una reunión con el ministro, Íñigo de la Serna, para abordar estas reivindicaciones y se remitirá una carta conjunta para solicitar la paralización y revisión del proyecto. «Confiamos en que no opten por resolver la petición vía alegaciones», advirtió Salvador.