Las Provincias

Uno de cada cuatro hogares no puede llegar a fin de mes tras pagar el agua y la luz

valencia. Uno de cada cuatro hogares de Valencia tiene problemas por falta de dinero tras el pago de los recibos de agua y luz. Es una de las conclusiones del estudio realizado para el Ayuntamiento por la Universitat Politècnica y que cifra el porcentaje de pobreza energética en la ciudad en un 23%.

El viceportavoz del gobierno municipal, Jordi Peris, informó ayer de este estudio que servirá para definir la estrategia municipal de cara a la prevención y atención a las situaciones de pobreza energética. Valencia es la primera ciudad de España en disponer de este estudio y prácticamente la segunda de Europa tras Edimburgo.

El también concejal de Cambio Climático y la concejal de Bienestar Social, Consol Castillo, presentaron las conclusiones del trabajo, para el que se realizaron 600 encuestas y contado con cinco indicadores, que han permitido elaborar mapas que reflejan la situación en los 19 distritos.

Según el indicador de ingresos en el hogar, la pobreza energética en Valencia es del 23,23%, es decir, casi uno de cada cuatro hogares de la ciudad, y de ellos, el 6,6% están en esta situación por culpa exclusivamente de sus gastos de energía para el hogar. Este señala que después del pago de los recibos queda una cantidad similar a la Renta Mínima Ciudadana, que en España tiene una media de 420 euros.

El 15,08 % restante se encuentra en riesgo de caer en la pobreza energética si no aumentan sus ingresos o si estos se mantienen a la vez que aumenta su gasto energético. Según este índice, explicó Peris, excepto el Ensanche, el resto de distritos tiene un porcentaje de pobreza energética superior al 15 %: los más afectados son Algirós, las pedanías del Norte y las Pedanías del Oeste.