Las Provincias

Valencia ha pagado 2.500 facturas para evitar cortes de luz a familias

El Ayuntamiento ha pagado ya 2.500 facturas para evitar cortes de luz a familias de Valencia
  • El Ayuntamiento ha gastado ya 300.000 euros y Ribó asegura que en 2017 seguirá en la misma línea

El Ayuntamiento de Valencia ha pagado un total de 2.500 facturas, por un importe total de 300.000 euros, para evitar que las grandes empresas eléctricas y energéticas realicen cortes de suministro a aquellas personas que no han podido abonarlas.

Así lo ha manifestado hoy el alcalde, Joan Ribó, quien ha asegurado que para 2017 el consistorio seguirá en la misma línea aunque ha señalado que la responsabilidad social de estas empresas "debe hacerse notar" y deberían destinar parte de sus beneficios a frenar la pobreza energética.

Ribó ha respondido así antes del pleno a preguntas de los periodistas sobre si Valencia tenía garantizado que las empresas eléctricas y energéticas no harían ningún corte de suministro que pudiera acarrear incidentes como el sucedido en Reus (Tarragona), con la muerte en un incendio de una mujer a la que habían cortado la luz.

"A final de 2015 llegamos a un acuerdo con Aguas de Valencia, Iberdrola y Gas Natural -en tema de gas- para que no se cortara el suministro y en caso de que se fuera a cortar, el Ayuntamiento pagaría la factura para evitarlo. Ya hemos pagado 2.500 facturas, con un presupuesto de unos 300.000 euros", ha apuntado Ribó.

Según el alcalde, en Valencia puede que haya habido algún corte pero "se ha evitado en lo fundamental" y evitado problemas como el de Reus, que ha tachado de "intolerable".

"Para el año que viene continuaremos haciendo esta labor pero, a la vez, debemos pedir a estar empresas, con beneficios de miles de millones de euros, que su responsabilidad social también se ha de hacer notar y han de contribuir a este pago", ha subrayado.

Ribó ha celebrado que haya un movimiento a nivel nacional en esa línea y ha defendido que "no es correcto que por causas sociales se corten servicios básicos como se están cortando, no en Valencia pero sí en otras ciudades, que están provocando problemas como el de Reus".

"Este tema lo arreglamos los ayuntamientos si no hay otra solución, pero creo que se han de buscar otras medidas para que parte de los beneficios de las grandes empresa eléctricas y energéticas también vaya a paliar este problema social, que existe", ha apuntado.

Preguntado por un informe que afirma que en Valencia hay dos incendios diarios en viviendas, ha asegurado que "no está directamente relacionado" con los cortes de suministro sino que se trata más bien de "que se tienen que tomar medidas de seguridad".

"Es evidente que si hubiera otros sistemas de calefacción no pasaría, pero una cosa no tiene que ver con la otra", ha concluido.