Las Provincias

Pisadas con sorpresa en el barrio de San Isidro

Pisadas con sorpresa en el barrio de San Isidro
  • Los vecinos colocan carteles en los excrementos de los perros para denunciar la suciedad de la zona de Valencia

Ya se ha realizado en otros barrios, pero no deja de ser llamativa la campaña iniciada por la asociación de vecinos de San Isidro, barrio situado entre el camino nuevo de Picanya y la V-30. La entidad está más que harta por la falta de civismo de algunos residentes y ha empezado a colocar carteles literalmente pinchados en excrementos de perros.

La escatológica protesta se hará durante una semana con el lema 'Él no puede, tú debes’ y ‘Pisar una mierda no trae buena suerte’. Según informó la asociación en un comunicado, la campaña ‘València-neta’ del Ayuntamiento desde finales de septiembre para concienciar a la ciudadanía sobre la limpieza de las calles no está teniendo demasiado éxito en San Isidro, al menos en lo que a la recogida de excrementos de mascotas se refiere.

Tanto es así, que desde la asociación se han visto obligados a iniciar una campaña alternativa más agresiva y directa que consistirá en la colocación de carteles por los comercios del barrio, así como de banderitas sobre las propias deposiciones de los animales.

Fuentes de la entidad explicaron que las quejas por este problema son constantes y aunque es un problema generalizado por todo el barrio, existen algunos puntos negros como la calle Arquitecto Segura del Lago, en las inmediciones del colegro Nicolau Primitiu, o el camino viejo de Torrent: “Prácticamente todas las calles colindantes a parques y solares están plagadas”, señalaron las mismas fuentes.

Ante esta situación, aunque señalan como principales responsables a los dueños de las mascotas que no recogen sus excrementos, también exigen mayor control policial para sancionar esta práctica: “Por desgracia, la gente no reacciona hasta que no le tocan el bolsillo”, comentaron.

Las mismas fuentes aseguraron que en la última reunión del distrito con mandos policiales ya se les expuso el problema y se les solicitó un mayor control. Así, “las banderitas estarán disponibles en la sede de la asociación todas las tardes para que cualquier vecino pueda ayudar a visibilizar y concienciar sobre este problema de civismo”, precisaron.