Las Provincias

El temporal marítimo provoca olas de hasta cuatro metros e impide la salida de pesqueros

  • El mal estado del mar por rachas de 70 km/h deja en el puerto las flotas de Valencia, Gandia, Cullera, Dénia y Xábia

El temporal marítimo que ayer azotó el litoral de la Comunitat dejó olas de hasta cuatro metros de altura e impidió que barcos pesqueros salieran a faenar en varios puntos de la provincia de Valencia. El litoral alicantino estará hoy en alerta, pues se espera otra jornada de mar embravecido y fuertes rachas de viento, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

Ayer, las olas más altas fueron las registradas en aguas de la provincia de Alicante. Según AEMET, en esta zona del litoral valenciano alcanzaron hasta tres metros de altura en una jornada de alerta amarilla por fuertes rachas de viento. Mientras, las temperaturas siguieron en paulatino descenso y las temperaturas máximas no superaron los 20 grados en ningún punto de la región.

En el puerto de Valencia, por ejemplo, las olas alcanzaron los 2,5 metros de altura. Según fuentes de la Cofradía, el estado del mar impidió la salida de una decena de embarcaciones, las más pequeñas. «Sólo faenaron las de arrastre de mayor envergadura», explicó el presidente de la Cofradía de Pescadores, Felipe Gimeno. En municipios como Cullera y Gandia toda la flota pesquera quedó amarrada en el puerto. Lo mismo sucedió en Dénia y Xàbia. En la Marina, las embarcaciones de arrastre todavía valoraban anoche si era posible salir a faenar. También hubo retrasos en buques de Balearia con salida en Ibiza y destino Valencia.

En el litoral alicantino el viento sopló con rachas de hasta 70 kilómetros por hora, según AEMET. En cuanto a las temperaturas, las máximas más elevadas se alcanzaron en el aeropuerto de El Altet, con 19 grados. En la provincia de Valencia, las temperaturas más altas, de 18 grados, se registraron en la capital. El mercurio estuvo por debajo en Manises, Xàtiva y Polinyà, con máximas de 17 grados, y en Utiel y Oliva, donde se alcanzaron los 16. Castellón de la Plana y Vinaròs fueron las zonas de Castellón con las máximas más elevadas de la jornada.

La mitad de lluvia

Viento y un tardío descenso de temperaturas están marcando un otoño en el que las lluvias se resisten a aparecer de manera generalizada. Según los últimos cálculos de AEMET, el déficit medio de precipitaciones en la Comunitat en lo que va de año roza el 50%. Las lluvias registradas entre el lunes y ayer sólo han dejado cantidades significativas en el norte de Alicante y el sur de Valencia.

Hay zonas de la región donde la sequía es especialmente intensa. Por ejemplo, en la localidad alicantina de Orba la precipitación media normal hasta la fecha es de 736 litros por metro cuadrado. Pero lo acumulado este año es 240, es decir no llega ni a un tercio.

Según los últimos datos sobre el estado de los embalses, hechos públicos ayer, los valencianos siguen agonizando con registros muy bajos e impropios de estas fechas: los del Segura están al 22% y los de la cuenca del Júcar, por debajo del 26%.