Las Provincias

Golpea y amenaza con un hacha a los policías que fueron a su casa y la despertaron de la siesta en Valencia

  • Los dos hijos de siete años de la mujer comenzaron a llorar y a gritar que se querían ir con los agentes

La Policía Nacional ha detenido en Valencia a una mujer de 39 años, de origen colombiano, como presunta autora de un delito de atentado a agentes de la autoridad al esgrimir un hacha de cocina y golpear con sus puños a los policías que acudieron a su domicilio. Los policías recibieron una llamada de un familiar que decía estar preocupado ya que no podían contactar con ella. A la llegada de los agentes la ahora arrestada se encontraba dormida.

Los hechos ocurrieron sobre las siete y cuarto de la tarde del viernes, cuando los agentes que realizaban labores de prevención por el distrito de Abastos fueron comisionados por la sala del 091, ya que se había recibido una llamada por parte de una mujer que decía estar preocupada por su hija y nietos, menores de edad, ante el temor que les hubiera pasado algo ya que no podía contactar con ella. A la vez indicaba que pudiera encontrase bien, en un descampado o en su casa.

Inmediatamente los policías acudieron inicialmente al descampado indicado por el familiar sin localizar a nadie, por lo que se desplazaron a continuación al domicilio de la mujer. Una vez allí y después de que no les contestase nadie, los agentes lograron comunicarse con uno de los hijos al descolgar el teléfono móvil tras las insistentes llamadas, explicándole el agente que abriera la puerta de la vivienda. El niño abrió la puerta a los policías vestido con un pijama, pudiendo ver los agentes a otro niño de edad similar sentado en el suelo y junto a él, una mujer tumbada en un colchón.

Los agentes entraron a la casa ante el temor de que le hubiera pasado algo a la mujer, encontrándola profundamente dormida sin responder a estímulos. Finalmente los policías tras muchos intentos de despertarla lograron que recobrara la conciencia, respondiendo ésta de manera muy violenta y agresiva, empujando y golpeando con los puños a los agentes. Momento en que sus hijos, dos niños de siete años, comenzaron a llorar y a gritar que se querían ir con los policías.

Los policías solicitaron los servicios sanitarios mientras la mujer gritaba que se iba a quitar la vida tirándose por la ventana o por el rellano, momento en que cogió un cuchillo, tipo hacha de unos 18 centímetros de hoja aproximadamente de la cocina, y lo esgrimió contra los agentes.

Los policías tras realizar las gestiones oportunas la detuvieron como presunta autora de un delito de atentado a agente de la autoridad e intervinieron el cuchillo tipo hacha, y localizaron a la abuela que se hizo cargo de los menores. La detenida, con antecedentes policiales, ha pasado a disposición judicial.