Las Provincias

El Ayuntamiento de Valencia impulsa un área de comunidad de 'hackers cívicos'

  • Se trata de una red de recursos a disposición de las personas para que puedan ejercer «su derecho de control y participación en la vida política, económica, cultural y social de la ciudad»

La Concejalía de Transparencia del Ayuntamiento de Valencia ha impulsado un área de comunidad de 'hackers cívicos', una red de recursos a disposición de las personas para que puedan ejercer "su derecho de control y participación en la vida política, económica, cultural y social de la ciudad".

La iniciativa, que es fruto de la colaboración entre el Ayuntamiento, la Diputación de Valencia y la Cátedra Gobierno Abierto, busca dinamizar un espacio de trabajo desde el cual impulsar los recursos necesarios para que la ciudadanía pueda ejercer esa función.

Según ha indicado el edil de Transparencia, Roberto Jaramillo, esta comunidad -la primera que se impulsa en la Comunitat Valenciana-, integrará "a las personas dispuestas a resolver los problemas y los retos de la ciudad de Valencia a partir de soluciones innovadoras".

El concejal ha resaltado en un comunicado que lo que se crea ahora es "ese ecosistema de recursos y oportunidades reales" en el ámbito de la colaboración local y provincial.

"De lo que se trata es de acabar con la actitud paternalista de las instituciones públicas hacia la participación ciudadana y la transparencia, para que sean esas mismas personas las que digan cómo, cuándo y en qué aspectos quieren participar", ha manifestado.

Jaramillo ha precisado que lo que se pretende es "dar los medios y ofrecer los instrumentos" que esas personas pidan, si bien "que sean ellas las que los autogestionen, desde la lógica del bien común".

La plataforma está abierta a la recepción de propuestas ciudadanas, como por ejemplo la organización de cursos de formación o la creación de soluciones informáticas, y en definitiva ofrecerá "toda la infraestructura necesaria para dar respuesta a los retos identificados por los 'hackers cívicos'".

Los únicos requisitos para entrar a formar parte de esta comunidad son "el compromiso con la construcción de un mundo mejor, la colaboración activa en el desarrollo de soluciones innovadoras, el deseo de generación de conocimiento abierto y la implicación activa".

Todo ello, según fuentes municipales, unido a "ciertas dosis de pasión, entusiasmo, esfuerzo y creatividad; es decir, compartir los valores de la ética 'hacker'".