Las Provincias

Vecinos del Cabanyal alertan de que las inversiones en el barrio peligran por la droga

Una de las calles del barrio del Cabanyal. :: irene marsilla
Una de las calles del barrio del Cabanyal. :: irene marsilla
  • Fomento autoriza que una parte de las ayudas destinadas a obra nueva se deriven al programa de rehabilitación

valencia. Comerciantes, vecinos y asociaciones culturales y festivas del Marítimo exigen que se ponga freno a la venta de droga en el Cabanyal. Conscientes de que la unión hace la fuerza, nueve colectivos se han unido para exigir medidas urgentes, tal como avanzó LAS PROVINCIAS.

En un manifiesto conjunto que hicieron público ayer los colectivos alertan de que las inversiones corren peligro si no se soluciona antes el acuciante problema de la venta de droga. «El éxito de todas las inversiones anunciadas para los próximos años en el Cabanyal corren peligro si no se soluciona desde hoy mismo este problema», indican en el escrito. A pesar de que las administraciones han anunciado actuaciones, si no se eliminan los focos, no se producirá un efecto de atracción en los inversores privados.

Entre los firmantes del documento figuran la asociación de Vendedores del Mercado del Cabanyal; los comerciantes de Acipmar; las asociaciones de vecinos del Cabanyal-Canyamelar, Malvarrosa y La Llotja; la plataforma Salvem el Cabanyal; el Ateneo Musical del Port; la Agrupación de Falles Marítim y la Junta Mayor de la Semana Santa Marinera.

Precisamente, los colectivos argumentan que la problemática de la droga «también afecta de forma muy grave a las relaciones sociales, a la celebración de las fiestas más importantes y al comercio». De hecho, varios colectivos de Semana Santa y fallas han modificado estos años los itinerarios de procesiones y pasacalles para evitar pasar por las calles conflictivas.

Las nueve entidades, que defienden el lema 'El Marítim sense droga' explican que la recuperación social «no puede ligarse a la urbanística» y por eso exigen que se active «un plan global que, además de las medidas policiales necesarias, cuente con otras medidas sociales y de prevención».

Advierten de que es preciso activar estrategias educativas, campañas de concienciación y añaden que «nada de eso requiere presupuestos elevados ni tramitaciones burocráticas lentas. Sólo es necesario que los poderes competentes tomen la decisión de acabar con esta situación que venimos padeciendo desde hace 20 años».

Los nueve colectivos aseguran que la dignidad como pueblo «nos da fuerzas para hacer de estos barrios un lugar mejor y conseguir un entorno más justo» y anuncian que van a solicitar una reunión conjunta con el delegado del Gobierno y con el alcalde para exigir la erradicación de la droga. Añaden que si se ataja este problema, se solucionarán otros como la falta de convivencia y descanso en el barrio.

Actuación en 650 viviendas

Este manifiesto coincidió con la visita al Cabanyal que realizaron los participantes a unas jornadas nacionales sobre rehabilitación que se han celebrado en Valencia estos días. Acompañados de la consellera de Vivienda, María José Salvador, recorrieron, entre otras, las plazas de los Ángeles (considerado el origen del barrio) o Vallivana, Espadán o Progreso, para conocer el programa de rehabilitación que, según detalló Salvador, beneficiará a 650 viviendas y 134 edificios.

Se trata de los 4,6 millones correspondientes al programa de Áreas de Rehabilitación y Regeneración Urbana (ARRU), que debe estar concluido en marzo de 2018 y en el que participan tanto la Generalitat como el Ministerio de Fomento. Sobre esto, el grupo municipal popular denunció que cerca de 900.000 euros «se han quedado sin gastar», afirmó el concejal Alfonso Novo.

Sin embargo, el director de la empresa Plan Cabanyal-Canyamelar, Vicente Gallart, rechazó esa afirmación y explicó que las ayudas a la rehabilitación se han gastado «al cien por cien», tanto las correspondientes al ministerio como al Consell. En el caso de las de obra nueva, donde quedaban 600.000 euros por adjudicar, «se solicitó derivar la cantidad a rehabilitación y fue autorizado. Son los expedientes que actualmente estamos revisando», indicó Gallart.