Las Provincias

Los concertados afean a Puig que evite reunirse con el sector

Protesta organizada en junio en la plaza de Manises por parte de la Mesa. :: manuel molines
Protesta organizada en junio en la plaza de Manises por parte de la Mesa. :: manuel molines
  • La Mesa por la Educación en Libertad ha solicitado el encuentro dos veces y ahora pide la mediación de Les Corts para poder trasladar sus inquietudes

La Mesa por la Educación en Libertad ha presentado en Les Corts un escrito en el que solicita su amparo para «ser recibidos por el presidente Puig y poderle explicar, dentro de un clima de diálogo, la falta de libertad de elección de las familias y el recorte de derechos de los titulares de los centros y de los profesionales de la educación, singularmente del profesorado de Religión». Además, quiere trasladarle propuestas para mejorar el sistema educativo valenciano.

La entidad, conformada por las patronales Escuelas Católicas y Feceval, por la federación de Apas Fcapa -mayoritaria en la red- y por los sindicatos USO y Apprece entre otras instituciones, remitió ayer un comunicado en el que lamentaba las dificultades que se han encontrado para sentarse con el jefe del Consell.

«Dado el silencio y la falta de respuesta por parte del presidente hemos considerado necesario poner esta situación en conocimiento de Les Corts, quien eligió y otorgó su confianza a Ximo Puig y de la que esperamos que interceda para que se nos conceda la audiencia», señaló el portavoz Vicente Morro. Exactamente, la petición de amparo se ha dirigido a la mesa del Parlamento Valenciano.

La primera solicitud de reunión llegó el 10 de junio. El portavoz dijo que recibieron una rápida respuesta en la que se indicaba que se pondrían en contacto con ellos a la mayor brevedad posible, aunque no llegó ninguna comunicación adicional. La petición se produjo a raíz de unas declaraciones de Puig tras la protesta organizada por la Mesa días antes en la plaza de Manises en defensa del sector de Infantil. El presidente mostró su voluntad de diálogo pero dijo no entender «muy bien» las críticas. «Lo que queríamos era, precisamente, trasladarle nuestros argumentos», dijo Morro.

Tras el verano se reiteró la solicitud para un encuentro, exactamente el 18 de octubre. El acuse de recibo fue similar: ágil, pero sin más recorrido. El portavoz recordaba en el comunicado las palabras del presidente en su investidura, cuando hizo una oferta de diálogo y colaboración con el conjunto de la sociedad valenciana y especialmente con todos los sectores educativos, «diálogo que obviamente no está cumpliendo».

«Puig debe sentarse con la Mesa por la Educación para escuchar, pero también para explicar el modelo que quiere para la Comunitat, y esperamos de él máxima sinceridad en el encuentro», añadió. Cuando llegue, será la primera vez que el máximo responsable del Consell se reúna con la organización que aglutina a algunos de los principales representantes del sector educativo privado y concertado valenciano. «Consideramos que el escrito a la mesa de Les Corts hará recapacitar al presidente y nos recibirá en un breve plazo», añadió Vicente Morro.

Lógicamente, las cuestiones a tratar se han ampliado desde aquel 10 de junio. Por ejemplo, se añadirá la inquietud por la previsible reducción de conciertos en FP y Bachillerato y por el decreto plurilingüe, que la entidad rechaza por «discriminar las líneas en castellano» y por vincular «la obtención de títulos de inglés a la enseñanza del valenciano, lo que responde a criterios políticos y no pedagógicos». También se hablará de la exclusión de las privadas de las becas y prácticas sanitarias.

Aunque en la Mesa no están el sindicato mayoritario en la red (Fsie) ni las otras asociaciones de guarderías (Acade-Adeiv y Salvem), la mayoría de preocupaciones son compartidas, ya sean en relación al modelo de Infantil o a la revisión de los conciertos postobligatorios.