Las Provincias

Pacma se concentra este sábado para pedir al Ayuntamiento de Valencia bajo el lema 'Contra la muerte de decenas de gatos'

'Contra la muerte de decenas de gatos'
  • El partido animalista reclama soluciones en el control de colonias felinas

El Partido Animalista Pacma ha convocado una concentración ante las puertas del Ayuntamiento de Valencia bajo el lema 'Contra la muerte de decenas de gatos', para evidenciar la "poca transparencia" de la Concejalía de Bienestar Animal en la aplicación del Plan de Esterilización Felina, presentado el pasado mes de junio, y la "falta de atención" ante la petición de ayuda por parte de las responsables de varias colonias que van a ser desahuciadas en pocas semanas.

Tal y como ha denunciado Pacma en un comunicado, ha tenido que recurrir al Síndic de Greuges "ante el silencio administrativo de la Concejalía, a la que se dirigieron por escrito hace tres meses para conocer el importe destinado al Plan de Esterilización Felina y las condiciones de aplicación del mismo, "sin obtener respuesta alguna a día de hoy".

Según Pacma, entre las colonias que "corren mayor peligro" se encuentra una situada en un solar de Russafa que "desde hace más de diez años alberga más de 50 animales, que tiene la urgencia de trasladar a los gatos antes de que se inicie la construcción de viviendas en dicho solar".

En Malilla existe otra colonia, ha añadido, también con decenas de animales, "que está siendo afectada por las obras del Parque Norte y necesita una solución para sobrevivir", pero, según la coordinadora de Pacma en Valencia, Raquel Aguilar, "son muchas las colonias y cientos los animales los que se encuentran en peligro ahora mismo en la ciudad de Valencia y a los que no se está dando ninguna respuesta por parte del Ayuntamiento".

Con esta concentración, a la que han mostrado su adhesión entidades de defensa animal y muchas de las personas que se dedican a cuidar de forma voluntaria de las colonias de la ciudad, el Partido Animalista pretende hacer visible que Valencia "no puede cuidar de sus animales con una ordenanza que data de 1990 y en la que se prohíbe alimentar a cualquier animal en la calle, lo que obliga a las alimentadoras a cuidar de los animales "sintiéndose casi como criminales, bajo los insultos de algunos vecinos y el miedo a las multas de la policía local", ha lamentado Aguilar.

Con el acto del sábado, Pacma quiere "exigir el bienestar de los gatos que viven en las calles de la ciudad, una solución para las colonias que están en riesgo, el respeto hacia las personas voluntarias que cuidan de las mismas y transparencia en la aplicación del PEF".