Las Provincias

Montón afirma que la reversión de hospitales dará beneficios

  • La consellera asegura que los resultados del proceso no se reflejarán en ningún balance, pero ofrecerá «rentabilidad social»

La consellera de Sanidad, Carmen Montón, defendió ayer la «rentabilidad social» que traerá consigo la reversión a la gestión directa de los hospitales públicos de gestión privada y reiteró que el 31 de marzo de 2018 finalizará la concesión del Hospital de la Ribera. La titular del departamento autonómico ofreció sus declaraciones ante el pleno de Les Corts. Compareció a petición propia y del PP para explicar las consecuencias de la resolución adoptada por el Consell de revertir las concesiones sanitarias en la Comunitat Valenciana.

Montón recalcó que cuando ese proceso se lleve a cabo habrá beneficios que no se reflejarán en ningún balance, pero que «se llaman rentabilidad social» y entroncan con las «convicciones» del actual Consell. La intervención de la responsable autonómica de Sanidad incluyó un relato histórico para cómo se produjo la adjudicación a un grupo privado de la atención sanitaria en la comarca de La Ribera y ha explicado que «el único partido que ha practicado un rescate de la concesión fue el PP».

Añadió que «tres años después de la primera adjudicación se resolvió el contrato y se indemnizó a la empresa, para posteriormente duplicar la dotación económica y adjudicar el servicio a la misma empresa».

Recalcó que se trata de «un compromiso y una convicción de que el sistema público es más eficiente y equitativo, un símbolo de la apuesta por devolver a la ciudadanía lo que le pertenece». El modelo, auditado ahora «en profundidad», constata que «hubo connivencia con las empresas concesionarias por parte de los gobiernos del PP, que se tradujo en una maraña legal de anexos y adendas, y también relajación a la hora de cerrar los ejercicios económicos», motivo por el cual se ha detectado una deuda de las adjudicatarias con el servicio público superior a los 260 millones de euros.

Montón añadió que no van a hacer nada que «no planteara ya el Gobierno anterior», aludiendo a una intervención del expresidente Alberto Fabra en Les Corts en marzo de 2014 donde indicó que no se iba a prorrogar ninguna concesión sanitaria. con todas las garantías, seguridad y diálogo. Se ha anunciado con dieciocho meses de antelación y cuenta con el respaldo de la junta de personal y del comité de empresa», según Montón, quien anunció que antes de final de legislatura puede revertirse el centro de Dénia.

Por otra parte, la Confederación Empresarial Valenciana (CEV), acogió ayer una conferencia de María Luisa Segoviano, magistrada de la Sala Cuarta del Tribunal Supremo, en la que abordó el tema de las consecuencias laborales de la reversión de la gestión de servicios públicos por las Administraciones públicas. Habló de los escenarios que pueden darse en función de la vía que se adopte para la reversión.