Las Provincias

El mal estado de la vía obliga a cortar el tren de Valencia a Teruel por obras dos semanas

La estación de Segorbe, una de las paradas del tren a Zaragoza.
La estación de Segorbe, una de las paradas del tren a Zaragoza. / j. monzó
  • Renfe establece un servicio alternativo en autobús para los viajeros mientras que las mercancías se desviarán por Madrid o Tarragona

El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), organismo que depende del Ministerio de Fomento, volverá a intervenir en la línea ferroviaria entre Valencia y Zaragoza, una conexión sobre la que empresarios, organizaciones civiles y gobiernos de las dos autonomías llevan años de reivindicaciones para su modernización debido a las numerosas deficiencias que presenta la vía.

Esos problemas son los que han obligado a Adif a realizar obras en uno de los tramos más castigados, el comprendido entre Mora de Rubielos y Sarrión, donde actualmente existen cuatro limitaciones de velocidad: una de 30 kilómetros por hora, vigente desde 2011, y tres de 20 kilómetros por hora, que se establecieron a lo largo del año pasado y cuyo estado se ha deteriorado en los últimos meses.

Los trabajos repercutirán en la circulación ferroviaria, por lo que la previsión es que se corte el tráfico durante dos semanas. Por ello, se ha establecido un servicio alternativo de transporte por carretera para los viajeros mientras que los trenes de mercancías (circulan tres por la línea) se desviarán y harán el recorrido hacia Valencia bien por Madrid bien por Tarragona. De hecho, la primera opción es la que se escogió el pasado julio, cuando la vía se cortó una semana debido a unas obras en Sagunto relacionadas con la implantación del tercer carril.

Ahora, Renfe ha licitado por 15.195 euros (IVA no incluido) el servicio por carretera entre las estaciones de Teruel y Sagunto para el periodo entre el 20 noviembre y el 2 de diciembre. Según recoge el pliego de condiciones, el objetivo es «atender el tráfico de viajeros de ferrocarril afectados por obras de renovación de vía», tanto en regionales como media distancia.

Fuentes de Adif aseguraron ayer que se está ultimando este plan alternativo y todavía no hay fecha prevista de inicio de las actuaciones entre Mora de Rubielos y Sarrión (donde el trayecto se hará en bus y luego se continuará en tren) aunque confirmaron que será hacia finales de este mes. El pliego recoge que los autobuses harán paradas en Mora de Rubielos, Sarrión, Teruel, Puebla de Valverde, Caudiel y Sagunto.

Respecto a los trabajos que se van a realizar, las mismas fuentes señalaron que se trata de unas obras de mantenimiento, y no de urgencia, en los tres terraplenes que tienen fijada la restricción de velocidad a 20 km/h al estar considerados de «riesgo alto». Por tanto, no supondrán un coste adicional dado que su cuantía está englobada en la partida anual de mantenimiento.

Dos fases de obras

Esta intervención entre los kilómetros 174,09 y 175,500, permitirá consolidar la plataforma y prepararla para una segunda fase de trabajos que sí permitirán eliminar las limitaciones de velocidad, indicaron fuentes de Adif. Esa fase es precisamente la licitación que tiene actualmente abierta el organismo por importe de 644.205,78 euros (IVA incluido) y a la que se presentaron diez ofertas.

La previsión es que se pueda resolver antes de que finalice el año. Una vez adjudicado, las empresas ganadoras (el trabajo se ha dividido en dos lotes) dispondrán de cuatro meses para la redacción de los proyectos constructivos y, posteriormente, la actuación deberá sacarse a licitación. Esta actuación afecta al trazado comprendido entre Segorbe y Arañales de Muel (Zaragoza) en los que el estado actual de la vía provoca limitaciones de velocidad. entre ellas las del punto en el que ahora se actuará, por el hundimiento de los terraplenes.

De hecho, el propio Adif reconoce en el apartado de antecedentes del pliego que «el mal estado de la infraestructura se refleja en la gran cantidad de limitaciones temporales de velocidad que tiene implantadas». Actualmente, son 18, además de la limitación de carga de 20 toneladas por eje a las mercancías.