Las Provincias

«El lenguaje del Papa es sencillo, pero no banal»

Monseñor Viganó, durante su intervención en la Universidad Católica de Valencia. :: jesús signes
Monseñor Viganó, durante su intervención en la Universidad Católica de Valencia. :: jesús signes
  • El representante del Vaticano descubre las claves que definen la renovadora manera del Papa Francisco de transmitir su mensaje

  • Monseñor Dario Edoardo Viganó

  • Prefecto de la Secretaría para la Comunicación de la Santa Sede

«Hace lo que hace y dice lo que dice; su lenguaje es sencillo, pero no banal y se enfrenta a los problemas sin ponerse en el centro». Son las claves que definen la forma de comunicar que el papa Francisco ha escogido para trasladar su mensaje, tal como apuntó ayer monseñor Dario Edoardo Viganó, Prefecto de la Secretaria para la Comunicación de la Santa Sede.

La faceta comunicadora del Pontífice, que dado su carácter renovador ha conseguido atraer la mirada y los oídos de buena parte de la sociedad internacional -no sólo los católicos-, fue ayer objeto de análisis en la sede Santa Úrsula de la Universidad Católica de Valencia (UCV).

Viganó, quien mejor conoce la ruta del Papa para que su mensaje llegue con claridad y sencillez al mayor número de personas, presentó el libro «Fidelidad es cambio. La comunicación del Papa Francisco», del que es autor y cuya edición ha corrido a cargo de Romana Editorial.

Dejó claro que a diferencia de lo que sucede con los líderes políticos, la forma de trasladar su mensaje «no obedece a una estrategia sino a un primado, que es el de la Palabra de Dios, que nos pide anunciar el Evangelio de la misericordia».

En su intervención relató acontecimientos que han acompañado la trayectoria del papa Francisco a quien como comunicador consideró «un gran narrador de historias», algo que hace «a partir de la humanidad».

De hecho, aseguró que la «idea central del pontificado es la relación entre las personas» , algo que en materia de comunicación se ha traducido en acciones tan sencillas como su llamada de teléfono a la madre de un joven enfermo terminal de cáncer o el hecho de que le gusta que los niños le expliquen sus dibujos. «Es un hombre de gran generosidad, disponible, sin reservas, justamente porque es fiel al Evangelio».

El relato que Viganó ofreció en la Universidad Católica y el turno de preguntas sirvió para conocer capítulos curiosos de la comunicación de la Santa Sede como la grabación de la información del final del Pontíficado de Benedicto XVI y la de la elección de su sucesor.

El experto en comunicación profundizó en el análisis de la comunicación de la Iglesia reconociendo la «necesidad» de «repensar la prensa, la televisión, la radio, pensando en los usuarios». Pero esa llamada la extendió también al ámbito intraeclesial, en particular a «repensar la homilía» y a «formar a los sacerdotes para que aprendan a comunicar», si bien destacó que el cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, «comunica muy bien».

El acto contó con numeroso público. La presentación corrió a cargo del arzobispo y Gran Canciller de la UCV, quien apostó por la comunicación cuando invitó a «aprender del Papa para que la Universidad y la Diócesis sean comunicadoras en todo lo que dicen y hacen pues es todo él comunicación». Les acompañaron en la mesa que presidió el acto la nueva rectora de la UCV, Asunción Gandía Balaguer, y la presidenta de Romana Editorial, Carmen Magallón.