Las Provincias

Las comisiones sólo podrán servir comida en furgonetas en los mercadillos de Fallas

Una de las furgonetas participantes en el evento de PopUpStreetFood en el Mercado de Colón. :: lp
Una de las furgonetas participantes en el evento de PopUpStreetFood en el Mercado de Colón. :: lp
  • El Consistorio permitirá cuatro puestos de comestibles pero exigirá que sean cerrados para evitar humos y mejorar las condiciones sanitarias

valencia. Las comisiones que monten mercadillos artesanales en Fallas sólo podrán servir comida si utilizan furgonetas de comestibles, al más puro estilo de las 'food truck' de EE. UU. y que en Valencia ya se han podido ver en actos como 'Festa al mercat', a las puertas del mercado de Ruzafa, en el 'shopping night' del mercado de Colón o en un acto organizado por la falla Linterna-Na Robella.

Esta exigencia se incluirá en el bando que ya prepara el Ayuntamiento para las Fallas de 2017. De modo, que todas las fallas que quieran instalar estos mercados deberán descartar los puestos de comida o tabernas que se montaban al descubierto donde se asaba embutido y carnes o se freían patatas. Esta exigencia en principio no se aplicará a los puestos de churrerías.

En la reunión que el concejal de Cultura Festiva, Pere Fuset, mantuvo con la Interagrupación, les anunció que los puestos de comidas tendrán que ser caravanas con cocina, contenedor o recinto cerrado.

Con esta iniciativa se quiere evitar los olores y humos que se generaban en las calles y que tanto molestan a los comercios; garantizar que la cocina y el depósito del agua están dentro del recinto; y para que la comida no esté en la calle.

En Convento Jerusalén, Sueca-Literato Azorín o Ribera-Convento Santa Clara ya están buscando empresas con este sistema y han acogido bien esta petición.

En fallas como Sueca, José Pedro Ros, uno de los cuatro presidentes, explica que «incluso antes de empezar nosotros a mover el tema, ya han venido firmas para ofrecerse. Estamos viendo las opciones y la gente que venía con puestos de comida al aire libre no podrán estar».

En Ribera, Marcos Chico y Paco Romero, añaden que el ejercicio pasado «ya le estuvimos dando vueltas al tema. Queríamos incorporar estas furgonetas para mejorar la calidad, evitar humos y mejorar la estética con espacios gastronómicos. La concejal Sandra Gómez nos lo aconsejó y ahora se incluirá en el bando».

En estos 'food trucks' se suelen preparar tapas frías, fiambres, bocadillos muy elaborados, comida de calidad que se ha elaborado previamente en el restaurante y que necesitan sólo un golpe de calor o repostería, tal como explican por ejemplo desde PopUpStreetFood.

Fuset también anunció que en lugar de permitir sólo dos puestos de comida, se aumentará a cuatro y el espacio lineal que podrán ocupar en una sola acera será de 120 metros.

Desde la Interagrupación, como explica el presidente, Jesús Hernández, «hemos sugerido que, ya que el espacio concedido es de 120 metros, que no se limite a 20 puestos de artesanía. Es decir, que se dejen poner los que quepan en ese espacio. Nos han dicho que lo estudiarán». También han solicitado que los mercados en lugar de empezar el día 12 puedan hacerlo el 11, sábado. Una tercera petición es que las carpas que se montan en solares o calles peatonales y que no cortan calle, puedan ponerse el día 8.

El Ayuntamiento les informó que quieren poner un puesto fijo sanitario en Ruzafa, por la cantidad de gente que acude a ver las luces, y que las terrazas desde la Gran Vía a la calle Cuba no se monten en los horarios de más afluencia.