Las Provincias

La noria de la feria de Navidad, el pasado año. :: damián torres
La noria de la feria de Navidad, el pasado año. :: damián torres

Los vecinos exigen que las ferias se alejen de las zonas pobladas

  • Residentes de la Alameda y del Grao se reúnen esta semana con los ediles de Protección Ciudadana y Vía Pública para trasladarles sus quejas

Los vecinos de la Alameda y del Grao se reunirán esta semana con la concejala de Policía, Anaïs Menguzzato, y con el de Vía Pública, Carlos Galiana, respectivamente, para trasladarles sus quejas sobre las ferias que se ubican periódicamente en esos dos barrios. La Asociación de Vecinos Grau-Port, que lleva años protestando contra las molestias provocadas por este tipo de eventos, incluso plantea su traslado al interior del circuito para alejar las atracciones de los edificios del final de la avenida de Francia.

Ambas entidades critican que las ferias hacen ruido y dejan sucio tanto el tramo 9 del Jardín del Turia, donde se ubica la de julio, como los terrenos de Adif junto a la antigua estación del Grao, donde hace lo propio la de Navidad. En años anteriores, el presidente de la Asociación de Vecinos Grau-Port, Jesús Vicente, ya ha alertado de que la cercanía de determinadas atracciones, sobre todo de la noria, a los edificios hace que no pocos vecinos «tengan que irse de su casa en esas fechas para poder descansar». Sin embargo, el Consistorio no ha atendido estas reclamaciones y mantendrá la feria en los mismos terrenos. El alcalde de Valencia, Joan Ribó, aseguró la semana pasada que no existe «ningún espacio alternativo para instalar esta feria». «Hemos exigido a los feriantes que respeten los niveles de sonido pero es una instalación de la que disfrutan muchísimas personas», comentó el primer edil en declaraciones a Radio Valencia.

Por tanto, los vecinos del puerto se enfrentan, de nuevo, a una Navidad que en más de una ocasión los residentes en la zona no han podido celebrar en casa debido al ruido y las molestias en forma de suciedad que rodean este tipo de eventos año tras año.

Vicente llega a proponer que el antiguo circuito de Fórmula 1 se utilice como recinto para la feria. «Sería una buena opción, mejor que pegado a las viviendas», comentó ayer el dirigente vecinal, que insistió en que el Consistorio «debería buscar un recinto ferial donde pudiera ponerse sin problemas todos los años». «El solar no reúne las condiciones. Hay una estación eléctrica al lado... Si pasara cualquier cosa sería un desastre grande», lamenta Vicente.

También protestan los vecinos de la Alameda. Fuentes de la Asociación de Vecinos Alameda-Tramo IX aprovecharán la reunión que tendrán con Menguzzato para exigir a la recién llegada concejala de Protección Ciudadana que se trasladen eventos. «Hay ferias prácticamente todo el año», lamentan las mismas fuentes, que señalan que para los residentes en la zona «no hay descanso». «El ruido, la luz... los vecinos no pueden dormir», critican desde la entidad, que ya protestaron por la Fira Alternativa que se montó en la zona durante el pasado mes de junio.