Las Provincias

El gasto en limpieza subirá hasta 66 millones para frenar las protestas

  • Ribó presenta hoy el Presupuesto municipal en el Consell Social con la previsión de aumentar 30 millones en ingresos

valencia. Una de las principales preocupaciones de las asociaciones de vecinos es la falta de limpieza de las calles, tanto por los recortes como por la falta de civismo o directamente el vandalismo. El alcalde Joan Ribó ya lo anunció a sus compañeros de gobierno tripartito el pasado septiembre en El Saler, cuando pidió solidaridad con la necesidad de aumentar el gasto en 2017. Finalmente, el Presupuesto municipal reservará 66 millones de euros para la recogida de basura y el barrido, según el último borrador al que ha tenido acceso LAS PROVINCIAS.

Todavía puede cambiar la cifra, dependiendo de ajustes de última hora, aunque los tres partidos de la coalición han acordado ya el trazo grueso de todas las cuentas. Para la recogida de basura habrá una partida de 27,9 millones, un millón más que este año, mientras que para la limpieza de las calles sí que se notará mucho más el incremento, al pasar de 32 a 38 millones.

De este modo, habrá un incremento de siete millones respecto al presupuesto inicial de este ejercicio, que ya se vio incrementado con 852.000 euros gracias a un modificado de crédito. Fuentes municipales señalaron que con el 15% de aumento en el barrido de las calles, se espera mejorar sustancialmente lo sucedido los últimos años.

El récord de financiación para estas partidas ocurrió en 2009 con 70 millones de euros. Desde entonces fue a la baja por la reducción del gasto corriente, motivado por la merma de ingresos en el Ayuntamiento. El Consistorio tocó fondo con 56 millones, diez menos que los reservados para el próximo ejercicio.

El presupuesto para mantener los jardines pasará de 24,6 a 26,3 millones, indicaron las mismas fuentes, siempre con la referencia de un borrador que puede cambiar en la junta de gobierno de este miércoles, cuando se aprobarán de manera provisional las cuentas.

La Fundación de Parques y Jardines también se beneficiará de un incremento que superará el 4%, además de un millón de euros para inversiones. Junto a lo anterior, se confía en mejorar la imagen de las zonas verdes de Valencia, afectadas también por los recortes.

Una de las razones que permiten explicar este aumento es que los ingresos totales pasarán de 753 a 783 millones de euros. Para cumplir esta expectativa se confía en mejorar la lucha contra el fraude, así como en la nueva tasa de telefonía a las operadoras y el acuerdo para el cobro de multas de tráfico a conductores empadronados en otros municipios de la Comunitat, por ejemplo.

El alcalde Ribó presentará esta tarde al Consell Social de la Ciutat las líneas principales del Presupuesto, donde se mantienen las tasas e impuestos de este año, incluido el discutido incremento a 5.000 negocios en el Impuesto de Bienes Inmuebles, con subidas en el recibo que alcanzan el 40%. Tras las críticas recibidas, el gobierno municipal tuvo que comprometerse a una serie de subvenciones a comercios, cuyo detalle se desvelará mañana tras la junta de gobierno.

Las cifras ya conocidas del Presupuesto son los 70 millones de euros en inversiones que habrá en 2017, una cifra superior a la de este año. Por el contrario, la partida para las obras que decidirán los vecinos mediante votación se mantiene en los siete millones.

La partida de gastos de Personal también registrará un aumento, en este caso de 18 millones, producto de contrataciones de interinos y el primer efecto del convenio colectivo anunciado el pasado octubre. Igual que ocurrió con el actual ejercicio, el acuerdo final se demoró en las empresas y organismos municipales a petición de València en Comú y el deseo de esta formación de un conocimiento global del Presupuesto del Consistorio.

Algunos de estos acuerdos han sido muy criticados por la oposición, como ocurrió con la EMT, donde hay una previsión de ingresos por venta de billetes superior a este año, pese a que algunos de estos títulos han bajado sensiblemente los últimos meses.