Las Provincias

Bomberos renuncia a reparar las cámaras para localizar incendios en El Saler

Una de las cámaras situadas en la azotea de una torre de apartamentos. :: javier peiró
Una de las cámaras situadas en la azotea de una torre de apartamentos. :: javier peiró
  • El Consistorio busca otro sistema de detección de fuegos y decide colocar grandes aspersores en el entorno de los bloques de apartamentos

Las cámaras de detección de incendios colocadas en la Devesa de El Saler pasarán a mejor vida al descartar la delegación de Bomberos su reparación, estimada en unos 70.000 euros. La concejal de Protección Ciudadana, Anaïs Menguzzato, confirmó ayer que se trabaja en una alternativa a la red instalada en 2002, compuesta por un sistema de entre cuatro y siete dispositivos de vídeo e infrarrojos.

El llamado sistema DISTER fue desarrollado de manera conjunta con la Universitat Politècnica, una iniciativa presentada en su día como pionera para detectar incrementos de calor en la Devesa. Un programa informático daba la alarma a un técnico en el Parque Central, en la avenida de la Plata, que comprobaba si se trataba de un siniestro forestal.

La desconexión fue criticada por el concejal del grupo popular Félix Crespo, quien mostró su preocupación ante «la medida adoptada por el gobierno municipal tripartito de desconectar de manera definitiva el sistema de cámaras de detención».

El edil preguntó el pasado octubre en el pleno por los plazos de reparación del sistema, para encontrarse con la sorpresa de que no se hará ningún encargo, a la espera de un nuevo plan de detección y protección de la Devesa. Menguzzato aseguró a LAS PROVINCIAS que se trabaja en el pliego de condiciones de un concurso donde se conjugará tanto un sistema de detección como otro de autoprotección de las zonas residenciales.

La previsión es ejecutarlo a lo largo de 2017 y la edil recordó la idea de su antecesora en el cargo, Sandra Gómez, sobre la colocación de grandes aspersores alrededor de los apartamentos, de manera similar a lo que ya se hace en algunas urbanizaciones de la provincia.

Esa iniciativa cobra fuerza y probablemente será la elegida, aunque habrá otros aún por definir, matizó la edil. El pasado verano, el plan de prevención de incendios incluyó por primera vez el riego de toda la pinada alrededor de las viviendas los días de poniente, a modo de prevención de un siniestro.

Para Crespo, lo más grave del abandono del sistema de detección con cámaras de vídeo es que se ha «renovado recientemente el contrato de alquiler de las azoteas que albergaban las cámaras hasta noviembre de 2017», para añadir que resulta «bochornoso la falta de criterio y la descoordinación de la concejalía con los servicios que dirige».

Menguzzato subrayó que el nuevo sistema de prevención incluirá alguna iniciativa en materia de detección, seguramente unas cámaras, aunque descartó que se pueda seguir utilizando el programa DISTER. «No funciona», dijo sin ningún tipo de ambigüedad.

La avería de las cámaras fue motivo de un enfrentamiento entre Crespo y Gómez, al indicar el primero que se silenciaban los fallos del dispositivo en plena campaña de prevención de incendios, mientras que la segunda aseguraba que las deficiencias se remontaban a varios años atrás, al último mandato de gobierno del Partido Popular.

El concejal del PP recordó que en los últimos años el Ayuntamiento hizo importantes inversiones en El Saler para proteger este valioso enclave medioambiental, lo que llevó a Valencia a ser una «ciudad de vanguardia y pionera en el desarrollo de nuevas tecnologías aplicadas a la prevención y extinción de incendios en parajes naturales».

La asociación de vecinos de la Devesa presentó un completo informe al Consistorio, con la conclusión de que hacía falta una poda más severa en todo el arbolado próximo a las viviendas. Las ramas de algunos pinos tocaban literalmente las ventanas, por lo que la entidad planteó una serie de actuaciones, de más a menos intensidad, dependiendo de la distancia con las fachadas.

En los últimos meses, el Consistorio ha reforzado la poda, lo mismo que la apertura de algunos viales de emergencia para los residentes en caso de declararse un fuego. Crespo recordó la construcción de un «parque de Bomberos en el mismo corazón de la Devesa, al que los socialistas se opusieron en el Pleno y en las comisiones de Seguridad, y que ahora es una infraestructura fundamental para preservar el bosque, dotada de vehículos de extinción de incendios especiales para moverse en este entorno; además se remodeló el antiguo retén que se abría en los meses de verano para reforzar el operativo especial de vigilancia y se hicieron continuas actualizaciones».