Las Provincias

'Prime Time', el último acto de la Asociación de Víctimas del Metro

fotogalería

Un momento del acto. / EFE

  • La AVM3J ha inaugurado un monumento de memoria colectiva sobre la curva donde ocurrió el trágico siniestro

La Asociación de Víctimas del Accidente de Metro de Valencia del 3 de julio de 2006, en el que murieron 43 personas y resultaron heridas 47, ha celebrado hoy su último acto público, con la apertura de un monumento sobre la curva donde ocurrió el siniestro que busca ser un espacio de memoria colectiva.

El monumento, denominado "Prime time" y realizado por la artista alemana afincada en Valencia Anja Krakowski, está compuesto por 43 relojes blancos que señalan la hora en que se truncó la vida de 43 personas -las 13:03- y siete relojes negros que permiten enlazar por Internet con datos del accidente y de la lucha de la asociación.

La presidenta de la AVM3J, Rosa Garrote, ha señalado que con este acto culmina una etapa, ya que una vez conseguido que hubiera una nueva investigación del accidente -que finalizó en el décimo aniversario del siniestro y les llevó a despedirse de la plaza donde cada mes se concentraban-, querían que hubiera algo permanente para el recuerdo.

Por ello, ha indicado que este monumento, cuya idea surgió en 2008 con la "inquietud" de que la memoria del accidente no desapareciera, pretende ser un espacio de conciencia colectiva que perdure en el tiempo y, además de recordar a las víctimas, deje patente que algo tan trágico no puede volver a pasar.

Además, Garrote ha agradecido la presencia de autoridades en el acto -estaban el president de la Generalitat, Ximo Puig, la vicepresidenta, Mónica Oltra, la consellera de Obras Públicas, María José Salvador, y el alcalde de Valencia, Joan Ribó-, tras años de "olvido y desprecio", así como el apoyo ciudadano en este tiempo.

El primer presidente de la AVM3J, Enric Chulió, ha explicado que la intención de la asociación era que el monumento no fuera "un simple objeto conmemorativo", sino una síntesis de homenaje, de memoria colectiva, de lucha contra la estrategia de olvido y de compromiso de construcción de una sociedad mejor.

Se ha referido al monumento como una "estación simbólica" que se abre donde se cruzaron tantos caminos el 3 de julio de 2006, con la que más allá de "rendir homenaje permanente a los ausentes", aspiran a que se constituya como un espacio compartido para propiciar la reflexión y la conciencia ciudadana.

Chulió ha recordado que se abrió un concurso público para elegir proyecto, en el que hubo 26 inscripciones y cinco proyectos finalistas seleccionados por un comité compuesto por Manuel Borja Villel, Agustín Pérez Rubio, Vicente Todolí y José Luis Pérez Pont, al que se sumó una votación popular en la que participaron 1.153 personas.

La artista, Anja Krakowski, ha indicado que ha buscado contribuir a visibilizar lo ocurrido y que el accidente pasara de lo personal a lo público, para lo que ha recurrido a una línea de tiempo que se truncó a las 13:03 horas del 3 de julio de 2006, momento en que comenzó también la lucha por la justicia y la reivindicación de responsabilidades políticas de la asociación.

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha destacado que hoy se abre un espacio "espiritual laico" que tiene que ver con la memoria de aquellas personas que "nunca debieron morir" y a las que se debe un reconocimiento, porque la Generalitat les "falló".

Puig se ha comprometido a luchar para que jamás pase un accidente de estas características, para lo cual el año que viene se aprobará una ley de Seguridad ferroviaria, y ha agradecido que haya un espacio "de recuerdo, de memoria y de reivindicación".