Las Provincias

Los mejores ornitólogos de España, este fin de semana en Valencia

Los mejores ornitólogos de España, este fin de semana en Valencia
  • Los participantes dispondrán de 24 horas para recorrer la provincia y avistar el mayor número de especies de aves posible

Los doce mejores equipos de observadores de aves que participaron entre los meses de abril y mayo en el XVI Maratón Ornitológico organizado por SEO/BirdLife se enfrentarán este fin de semana en Valencia al Gran Reto o prueba final.

Los participantes dispondrán de 24 horas -desde las 00.00 horas hasta las 23.59 del sábado 5 de noviembre- para recorrer la provincia de Valencia y avistar o escuchar el mayor número de especies de aves posible.

Los equipos finalistas son los tres primeros clasificados absolutos del maratón ornitológico de primavera, el equipo de cada comunidad autónoma que identificó mayor número de especies en su región y los tres primeros equipos que participaron en la modalidad ecológica, en la que está prohibido utilizar vehículos de motor y el recorrido se completa a pie o en bicicleta.

Así, participarán Amb la Xurra Guanyem (Cataluña), Archibebes Tintos (Castilla y León), Los Chivichonchos (Castilla y León), Los Pardillos del Pardo (Comunidad de Madrid), Los Pobresetos de la Albolafia (Andalucía), Los Verderones Serranos (Comunidad de Madrid), Pajareros por Valencia (Comunitat Valenciana), Rarebirdspain Swarovski Optik Birdracing Team (Cataluña), SOS Estepas Rioja (La Rioja), Tramuntana Birding Team (Cataluña), Unos Gallos Cantábricos (Cantabria) y Vallekamochuelos (Madrid).

La de este fin de semana es la VII edición del Gran Reto, una iniciativa que reúne "pasión por las aves y actividad al aire libre" y que por primera vez se celebra en Valencia, ha explicado Jordi Prieto, técnico de SEO/BirdLife y responsable de la organización.

La iniciativa cuenta con la colaboración de ACTIO-Birding, el Patronato Provincial de Turismo de Valencia (Diputación de Valencia), el Ayuntamiento de Alborache, el Ayuntamiento de Buñol, BUINSA y Cervezas Fernández Pons.

"La gracia de este reto es que todos los concursantes tienen las mismas posibilidades de avistar o de oír aves, ya que se trata del mismo territorio con la misma climatología", ha señalado Jordi Prieto, mientras que los participantes en el maratón ornitológico realizan el recorrido en su propia comunidad autónoma.

El evento reúne a los ornitólogos "más competitivos" y a aquellos que sólo buscan disfrutar del "pajareo", todos vienen invitados, con alojamiento y manutención a cargo de la organización y los ganadores recibirán una placa y un trofeo al final del concurso.

El recorrido está circunscrito a la provincia de Valencia, pero cada participante diseña su propia estrategia, la ruta y el número de horas que empleará en "ver y escuchar" para completar su lista.

Jordi ha explicado que "el biólogo de campo la mayoría de las veces identifica a las especies por el canto, pues muchas de ellas no se dejan ver, una tarea que se vuelve más complicada en otoño, cuando las aves utilizan menos ese reclamo".

Este año, el Gran Reto, que se celebra cada dos, permitirá a los concursantes descubrir gran número de acuáticas invernantes, como cerceta, ánade friso, ánade rabudo o porrón común, disfrutar de enormes concentraciones de mirlos o gorriones procedentes de otros lugares de Europa o avistar numerosos ejemplares de pato colorado.

Jordi Prieto ha explicado que está "totalmente prohibido" utilizar herramientas de reclamo para atraer a las aves, aunque sí están permitidas las aplicaciones para dispositivos móviles que sirven de ayuda para identificar especies.

En cuanto a la posibilidad de "hacer trampa", el técnico de SEO/BirdLife ha reconocido que es "muy fácil diseñar una lista de especies sin moverte el sofá" y no hay jueces que acompañen a los equipos durante el recorrido para verificar la lista, pero "aquí contamos con el buen hacer del ornitólogo".

El origen de los maratones ornitológicos se sitúa a principios del siglo XX en Estados Unidos, donde un grupo de aficionados a las aves organizaron esta competición para denunciar la celebración de jornadas de caza en las que se competía por matar el mayor número de aves en un solo día.