Las Provincias

El cementerio británico pide ayuda al Consistorio para mejoras en el recinto

  • El espacio, situado frente al cementerio General, data de mediados del siglo XIX y el terreno pertenece a la corona de Inglaterra

Hasta 21 nacionalidades pueden encontrarse en el cementerio británico de Valencia, un lugar situado junto al General, que abre una vez al año y que ayer fue el último sitio que visitaron los concejales del Ayuntamiento. Eso sí, ya fuera del recorrido oficial.

De ahí que las responsables actuales de cuidar este espacio, la International Women's Club de Valencia, reclamasen al Ayuntamiento colaboración para realizar mejoras en el recinto que data de mediados del siglo XIX. Una de ellas sería, por ejemplo, en las artísticas vidrieras creadas por Vicente Fuster. Hasta el momento, lo poco que han podido acometer ha sido con aportaciones voluntarias de familiares y amigos, según detalló su presidenta, Marcela Mattenet.

A esta petición, la concejal de Cementerios, Pilar Soriano, aseguró que «hay voluntad de establecer algún tipo de colaboración» pero recordó que es una propiedad privada y, por tanto, «hay que estudiar el caso con detenimiento». Sí que avanzó, por ejemplo, que el Consistorio valora colocar alguna placa o hito conmemorativo para destacar su existencia.

Ubicado en un terreno que pertenece a la corona británica, es uno de los cuatro cementerios de este tipo que quedan en España. Alberga más de 300 sepulturas tanto de ciudadanos protestantes como de otras religiones, pues hay enterrados judíos y hasta un hindú. El último sepelio se realizó este mismo año. «La persona de mayor edad enterrada aquí tiene 99 años», detalló Mattenet.

En el entorno ajardinado destaca un patio lleno de flores dedicado a una socia llamada Bonnie, que contrasta con algunas lápidas rotas y con el mal estado de algunos de los pinos. Una donación reciente permitió hacer algunos arreglos, como pintar la fachada y adecuar una pequeña sala.