Las Provincias

El Ayuntamiento creará una mesa de convivencia para frenar el botellón y el ruido en Benimaclet

El Ayuntamiento creará una mesa de convivencia para frenar el botellón y el ruido en Benimaclet
  • La concejalía de Policía Local quiere más participacion de la Policía Nacional para compartir responsabilidades en los problemas de los barrios

La concejalía de Policía Local del Ayuntamiento de Valencia iniciará mañana una reunión con la Asociación de Vecinos de Benimaclet con el fin de sentar las bases para la creación de una mesa de la convivencia para atajar los problemas de botellón y ruido nocturno en el barrio.

La concejal de Policía Local, Anaïs Menguzzato, ha indicado que la idea ''no es que cada vez que haya un problema acuda la policía a actuar, sino recondcir la situación y reunir en dicha mesa no sólo a los afectados sino a la gente joven para concienciar y llegar a acuerdos sobre el uso del espacio''. Menguzzato ha explicado que si sólo llegara la Policía Local para labores de desalojo se necesitaría el doble deplantilla. ''Por eso la Policía sólo podemos actuar requisando bebidas y droga en el caso de que no esté la Policía Nacional, pero no se puede desalojar a nadie de la calle'.

La edil también ha explicado que tiene pendiente una reunión con la Policía Nacional porque quiere un reparto de las labores para que cada uno realice sus cometidos. Menguzzato ha indicado que llevan dos viernes y dos sábados llevando efectivos GOES a la plaza de Benimaclet a las 23.30 horas para evitar concentraciones ''pero falta reunirnos con Policía Nacional y Delegación de Gobierno para compartir responsabilidades''.

Colaboración de otras concejalías

Menguzzato también ha explicado que están actuando en Orriols por la ocupación ilegal de tres fincas y que quieren implicar también concejalías como Patrimonio y Sanidad para actuar de forma conjunta y que Policía Nacional se haga cargo de temas de droga.

La concejal también ha anunciado que a partir del martes comenzarán a reunirse con organizaciones de vecinos para tratar los problemas de cada barrio y que pedirá la colaboración de más concejalías para solucionar asuntos como terrazas o excrementos de perros.

Menguzzato ha explicado que la noche de Halloween fue tranquila. Se requisraon bebidas a 130 personas, hubo 5 incatutaciones de droga, una por orinar en la calle, 7 denuncias por temas de tráfico (saltarse semáforos) y hubo cuatro alcoholemias positivas. Además, se levantaron 8 actas de inspeciones que se han trasladado a la Generalitat.