Las Provincias

Barbacoas en un campo de fútbol

Grupos de personas, durante una reunión en Bombero Ramón Duarte el domingo.
Grupos de personas, durante una reunión en Bombero Ramón Duarte el domingo. / J. M.
  • Vecinos de la Plata lamentan las molestias provocadas por las reuniones sociales en las pistas de Ramón Duarte

  • Los residentes en la zona critican el ruido, los olores y la suciedad derivados de estos encuentros que duran todo el fin de semana

La estampa se repite fin de semana tras fin de semana y los vecinos ya no saben qué hacer. Residentes del barrio de la Plata y, sobre todo, de los alrededores de la calle Bombero Ramón Duarte denuncian las molestias provocadas por los grupos de personas que aprovechan unas pistas deportivas para organizar reuniones sociales, cenas y comidas en la calle en las que llegan incluso a cocinar y botellones hasta altas horas de la madrugada.

Lo confirma Francisco Giménez, presidente de la Asociación de Vecinos de la Avenida de la Plata-General Urrutia. «Lleva mucho tiempo así y llevamos años luchando contra estas molestias», denuncia el dirigente vecinal, que explica la situación que se vive cada tarde de sábado y de domingo. «Montan su chiringuito y como lo ocupan todo a los vecinos de la zona no les dejan bajar a jugar», comenta Giménez.

«Hay discusiones entre ellos, se reparten comida además de hacer ahí... a veces hasta la venden entre ellos», indica el dirigente vecinal, que critica que estas reuniones se desarrollen durante todo el fin de semana sin que la Policía Local haga nada más que acudir a requerimiento de los vecinos pero sin desalojarles. «Es una pelea constante y solo los echan si nos quejamos mucho», comenta Giménez. Las fincas que más sufren las molestias son las situadas junto a Bombero Ramón Duarte. «Se quejan mucho porque hacen mucho ruido», dice el presidente de la Asociación de Vecinos de la Avenida de la Plata-General Urrutia.

Los residentes en esta zona del sur de la ciudad lamentan que por el momento no hay solución. Aseguran que tanto la Policía Local como el propio Ayuntamiento son conscientes de la situación, que se repite en otras zonas como el solar junto al Peset Aleixandre y el Bulevar Sur, pero por ahora nadie ha puesto coto a estas fiestas organizadas en la calle.

Los vecinos se han reunido en varias ocasiones tanto con representantes de la Policía Local como con portavoces de la comunidad latina del barrio. En estos encuentros, los organizadores de estas celebraciones han propuesto al Ayuntamiento que coloque en la zona unas «casetas» prefabricadas, según Giménez, que gestionarían y cuidarían ellos mismos, siempre y cuando salieran adjudicatarios de las mismas al entender que el Consistorio debería sacarlas a concurso público. Estas casetas se usarían en estas fiestas para vender y comprar comida. Además, piden retretes portátiles porque si no tienen que hacer sus necesidades en la calle. Sin embargo, la solución no ha pasado de esas reuniones. «Imagino que habrá llegado al Ayuntamiento, pero no sabemos nada», dice Giménez.