Las Provincias

La EMT rechaza el retorno de la 31 a Beteró como pedían los vecinos

  • La empresa de transportes considera que con el recorrido por Blasco Ibáñez se mantiene el servicio a Virgen del Carmen

valencia. La Empresa Municipal de Transportes (EMT) rechaza el retorno de la línea 31 al barrio Virgen del Carmen-Beteró, como pedía su asociación de vecinos. Ni la recogida de firmas ha hecho cambiar de opinión a la EMT y su decisión sienta un precedente negativo para otras entidades que están recogiendo apoyos para reclamar el retorno de las líneas que antes del 26 de julio recorrían sus barrios.

En concreto, la carta remitida a la Asociación de Vecinos Virgen del Carmen-Beteró asegura que no está previsto modificar el recorrido de la línea 31 «ya que con el actual se mantiene la cobertura en el barrio, como con la Av. Blasco Ibáñez y la Estación del Cabanyal». La entidad reclamaba que el autobús volviera a su viejo trayecto por el interior del barrio. Explican los vecinos que buena parte de los residentes en Virgen del Carmen son personas de avanzada edad que no pueden hacer transbordos o salir hasta la avenida Blasco Ibáñez o la estación del Cabanyal a coger el autobús.

«Con la nueva reordenación, se mantiene un grado de cobertura lo más amplio posible», explica la EMT en la carta firmada por Mª Carmen Álvarez, responsable de atención al cliente de entidad, a la que ha tenido acceso este diario. «Además, con el recorrido actual se permite la coordinación entre los servicios de tranvía y EMT, siendo una conexión complementaria en algunos de los usuarios de ambos medios de transporte», señala la misiva.

Cabe recordar que aunque los vecinos de Virgen del Carmen-Beteró han sido los primeros en recibir respuesta de la EMT, no es la única entidad que en estos momentos recoge firmas. En Nou Moles, la asociación que preside Casilda Osa lleva meses recopilando apoyos para reclamar una mejor conexión del barrio con el centro de la ciudad y con las universidades, algo que antes hacían con el 81 y ahora han de hacer con dos autobuses. También en Orriols continúan con la recogida de firmas, en su caso para recuperar una parada de la línea 11 frente al centro de salud de Pintor Vilar. Se trata de una de las líneas más conflictivas porque la retirada de esta parada levantó las iras de los vecinos del norte de la ciudad. La presidenta de la entidad, Maica Barceiro, asegura que muchos residentes de los alrededores de la calle Almazora se ponen en contacto con ella para firmar pese a no pertenecer a su barrio.

Algunas «luchas» vecinales sí tuvieron éxito. Es el caso de la línea 73, que mantiene su recorrido a través del barrio de Tres Forques después de que los vecinos recogieran 750 firmas a través de una conocida plataforma digital. La rectificación de la EMT llegó apenas una semana después de que Giuseppe Grezzi anunciara los cambios en las juntas de distrito.