Las Provincias

El plan para modernizar la Ciudad Fallera tendrá presupuesto de varias concejalías

Visita de los concejales y técnicos municipales a la Ciudad Fallera el pasado julio. :: juanjo monzó
Visita de los concejales y técnicos municipales a la Ciudad Fallera el pasado julio. :: juanjo monzó
  • El Ayuntamiento ha convocado para el jueves la comisión estratégica que impulsará el polígono de los artistas como distrito cultural

El gremio de artistas falleros está esperando como agua de mayo que el Ayuntamiento mueva ficha para revitalizar la Ciudad Fallera, compromiso que sellaron los cinco grupos municipales el 23 de diciembre de 2015 y que hasta ahora no ha visto ningún fruto, salvo la visita el pasado mes de julio de los concejales al polígono artesano para ver in situ las necesidades.

El primer paso llegará el próximo jueves, cuando está previsto que se reúna la comisión estratégica de Ciudad Fallera con representación de las distintas concejalías. Después de que los técnicos hayan analizado la situación, los concejales harán una puesta en común de los proyectos que se pueden desarrollar.

Si bien los presupuestos de 2017 todavía no se han aprobado, puesto que están en pleno debate, el concejal de Cultura Festiva, Pere Fuset, anuncia que cada concejalía implicada en el proyecto de revitalización de la Ciudad Fallera tendrá asignada una partida concreta para las acciones que se van a realizar en materias como Urbanismo, Patrimonio, Turismo o Movilidad.

Durante el presente año el presupuesto global del Ayuntamiento ha sido de 836.908.678 euros, ahora faltará ver los números previstos para 2017 y qué cantidad se destina para convertir la Ciudad del Artista Fallero en un distrito cultural.

Desde el gremio de artistas esperan que el gobierno municipal haga ya públicos sus proyectos para este polígono artesanal, que precisamente este año cumple su cincuenta aniversario, y el barrio donde está inscrito. De hecho, el mandato de la junta directiva del gremio finaliza entre mayo y junio y a los artistas les gustaría ver acciones en la zona antes de pasar el testigo.

En la visita que los concejales hicieron en julio, los artesanos demostraron que no les faltaban ideas. Propusieron desestacionalizar el trabajo de los talleres, para que no sólo hubiera actividad para construir fallas, sino también para abrir las puertas a los turistas, mostrando el proceso creativo de la creación de los ninots. Además, han abierto una nave multiusos para celebrar actos culturales, pero están a la espera de que les concedan la licencia.

Comentaron la posibilidad de repetir experiencias que habían probado y habían funcionado bien, como unas tiendas efímeras 'pop up' donde se podía comprar ropa mientras se contemplaban los ninots en los talleres. Incluso apostaron por hacer una vez al mes la cremà de una falla para que los turistas pudieran vivir la experiencia. Todo esto podría tener como referente la ciudadela del carnaval que se creó en 2011 en Viareggio (Italia), donde a partir de la construcción de carrozas se diseñó una ciudad temática.

Habrá que esperar al jueves para ver cuáles son las primeras medidas. En el decálogo que presentó el portavoz de Ciudadanos, Fernando Giner, y que fue aprobado por todos los grupos, se incluían soluciones como dignificar el oficio; pedir a la Generalitat una ley de mecenazgo, buscar mercados para promocionarse; vender paquetes turísticos a cruceristas o un plan de regeneración urbana.