Las Provincias

Los vecinos exigirán que se prohíban apartamentos en edificios habitados

Dos turistas recorren el centro de la ciudad en una imagen de archivo. :: manuel molines
Dos turistas recorren el centro de la ciudad en una imagen de archivo. :: manuel molines
  • Entidades de Ciutat Vella, el Cabanyal y Ruzafa piden una reunión con Vicent Sarrià y Sandra Gómez para analizar el problema turístico

valencia. La Federación de Asociaciones de Vecinos y entidades de Ciutat Vella, el Cabanyal y Ruzafa han pedido una reunión a los concejales de Turismo, Sandra Gómez, y de Urbanismo, Vicent Sarrià, para exigirles que no se permitan abrir apartamentos turísticos en edificios con pisos habitados. En concreto, pedirán que respeten la calificación como uso residencial de los edificios en cuestión y solicitarán que los apartamentos se ubiquen en inmuebles calificados como uso terciario u hotelero. Aseguran que, de esta manera, se asegurarán de que el barrio cuenta con todos los servicios para atender un establecimiento hotelero de estas características. Fuentes de Russafa Descansa recuerdan que cada barrio de la ciudad cuenta con un «cupo» de establecimientos hoteleros, determinado precisamente por la presencia de estos servicios en cuestión.

Las entidades vecinales continúan así una lucha frontal contra los apartamentos turísticos, tanto legales como ilegales, y las molestias derivadas de aquellos inquilinos que hacen un uso incívico, según denuncian, de este tipo de alojamientos. Ya se han reunido con el secretario autonómico de Turismo, Francesc Colomer, que les presentó el borador de la nueva ley de turismo. Ahora, está en fase de alegaciones y no descartan presentar alguna referente a la reglamentación sobre los apartamentos turísticos.

Una de las quejas más repetidas es que estas molestias provocadas por inquilinos incívicos se viven, sobre todo pero no únicamente, en los edificios habitados. «Mucho ruido por las noches, gente que sube y baja por las escaleras, toques a todos los timbres del telefonillo a última hora de la noche porque no recuerdan dónde están alojados...», relatan diversas asociaciones vecinales. Ahora, con un frente unido tras una reunión celebrada en septiembre en Ruzafa, pedirán que el Consistorio dé «seguridad jurídica», según fuentes de Russafa Descansa, a los dueños o inquilinos de viviendas en determinados puntos de Ciutat Vella, el Ensanche o el Marítimo y no permita la instalación de apartamentos turísticos en edificios con viviendas ocupadas y calificadas como uso residencial para reducir las molestias provocadas por inquilinos incívicos.