Las Provincias

El Consell lleva las reválidas a los tribunales y critica que cuesten un millón de euros

Manifestación organizada el miércoles pasado contra las reválidas. :: EFE/Kai Försterling
Manifestación organizada el miércoles pasado contra las reválidas. :: EFE/Kai Försterling
  • Oltra dice que no se espera un alto grado de participación en las pruebas pese a que serán obligatorias para la gran mayoría de alumnos

valencia. El pleno del Consell autorizó ayer a la Abogacía de la Generalitat a interponer un recurso contra el real decreto por el que se regulan las reválidas de 4º de la ESO y 2º de Bachillerato. Con este paso se formaliza la intención mostrada por el conseller Marzà a principios de curso, cuando ya anunció que se tomaría esta medida, igual que se ha hecho desde otras comunidades autónomas. Tal y como explicó la vicepresidenta y portavoz del Gobierno Valenciano, Mónica Oltra, las evaluaciones supondrán un gasto de cerca de 950.000 euros, «cantidad insostenible más aún cuando en este curso las pruebas no tendrán consecuencias académicas, cosa que hace suponer un alto grado de no participación».

Aunque el Ejecutivo central haya aceptado que no sean necesarias para pasar de curso o etapa, no significa que desaparezcan. De hecho la Lomce establece que serán obligatorias. Ambas servirán de evaluación diagnóstica, para medir rendimientos de los alumnos y detectar dónde se puede mejorar, y en el caso de la de Bachillerato habrá que aprobarla (con un cuatro sobre diez) para poder sacar la nota de acceso a la universidad. Fuentes del ministerio explicaron ayer que no se va a eliminar la obligatoriedad, y recordaron que sólo quedarán exentos de las mismas los estudiantes que tras terminar Bachillerato no cursen una carrera, que son una minoría.

Oltra censuró que «las pruebas están claramente orientadas hacia los contenidos» y no hacia el grado de adquisición de competencias y objetivos generales de las etapas. En cuanto al gasto, puso énfasis en «la paralización organizativa» que supondría su aplicación -se calcula que se necesitarán unos 2.000 profesores durante cinco días, cantidad que aumentaría en el momento de la corrección-, así como en el uso de cinco millones de hojas de papel o en la incidencia en el calendario.

Preguntada por qué se ha decidido presentar ahora el recurso, la vicepresidenta dijo que otras regiones ya han dado el paso y que se ha hecho «cuando se ha podido».