Las Provincias

La reforma de la plaza de la Reina, vista por las mujeres

Un recorrido urbano con perspectiva de género. En otras palabras: abordar la reforma de la plaza de la Reina desde el punto de vista de las necesidades de las mujeres. Es la iniciativa que ayer impulsó la Concejalía de Participación Ciudadana que dirige Jordi Peris dentro de las acciones del proceso 'Participa Reina!' y en la que se escucharon las voces de varios colectivos que explicaron cómo han usado este espacio público.

Fue el caso de las llamadas Dones grans, donde Isabel e Inma aprovecharon para criticar que la plaza de la Reina se haya visto tomada por automóviles y terrazas de hostelería. «Nos vemos obligadas a dar un rodeo por la calle Serranos para evitar bajar a la calzada», apuntó Inma. «No es un espacio para pasear o pensar», añadió Isabel.

A sus voces se unió la de Paula Roselló, del colectivo de padres y madres de Ciutat Vella que abogó porque «los niños puedan jugar en cualquier espacio público». Y recordó la iniciativa que llevaron a cabo en la plaza del Carmen para llenarla de actividad y recuperarla para los vecinos. «Organizamos una merienda y juegos infantiles y la gente empezó a acudir. Hoy es punto de encuentro tras el colegio», dijo.

El recorrido, que se inició en la plaza de la Virgen (donde las Mujeres de negro explicaron cómo empezaron su andadura en 1992), terminó en el entorno del Mercado Central. Incluyó una parada en la plaza Redonda para visitar a las mujeres que tejen y otra en la plaza del Mocadoret, donde una ceramista, Mónica, trasladó la preocupación de los vecinos por las obras en la plaza de la Reina. «Queremos un barrio vivo no sólo para los turistas sino para la gente de aquí», señaló.