Las Provincias

La EMT evita un peor balance que en 2015 a costa de viajes gratis de parados y niños

Una parada de la EMT en una calle de Valencia. :: jesús montañana
Una parada de la EMT en una calle de Valencia. :: jesús montañana
  • La empresa municipal logra 68,2 millones usuarios en nueve meses, aunque el motivo del aumento del 5,7% se debe a los bonos sociales

valencia. La EMT contabilizó 68,25 millones de viajes hasta el pasado mes de septiembre incluido, lo que supone un claro aumento de pasaje respecto al mismo periodo del año anterior, cuando se quedó en 64,53 millones. Pero un análisis más detallado indica que todo el incremento se debe a la demanda de viajes gratuitos a parados y menores de diez años, que en nueve meses han sumado 4,6 millones de viajes.

Es decir, que sin ese añadido aprobado por el gobierno tripartito, la compañía municipal obtendría un peor resultado que en 2015, cuando utilizaron los autobuses 3,72 millones de pasajeros menos. Los datos facilitados a LAS PROVINCIAS proceden de informes de la empresa y confirman una tendencia de todo el año. La Oficina de Estadística tiene en su web hasta el mes de junio y el resultado es idéntico, es decir, un aumento marcado por la utilización de los bonos sociales.

El asunto es relevante precisamente la semana en que se han presentado los Presupuestos de la EMT para 2017, con una aportación del Ayuntamiento de 60 millones de euros para la explotación de la empresa y 3,2 millones destinados al pago de la deuda histórica.

Todavía faltan tres meses para acabar el ejercicio, aunque será difícil una remontada en la venta de títulos que evite más pérdidas. El concejal de Ciudadanos Narciso Estellés alertó este martes de que hasta septiembre se habían hecho 1,38 millones de viajes menos con el Bonobús Plus. Otra disminución sensible se ha producido con el Abono Transporte AT, al pasar de 4,11 a 3,62 millones de viajes contabilizados.

La entrada en escena de los títulos gratuitos (excepto unos gastos de tramitación) es una de las grandes apuestas del actual gobierno municipal, pese a la necesidad de ampliar la aportación del Consistorio. El rechazo del Gobierno a transferir el próximo año 38 millones de euros a la Generalitat para el transporte público del área metropolitana de Valencia dejará sin duda más necesidades económicas en la EMT.

En los nueve meses transcurridos en el balance se han producido mejoras en billetes de pago. Sin ir más lejos, el ordinario, el EMT Jove y el Abono Jove, entre otros, junto a la tarjeta turística. Pero la cifra global pone en duda que se consigan unas ventas de 43,31 millones de euros, tres millones más que en 2015.

Tanto Ciudadanos como el grupo popular cuestionan que se acabe el año sin una nueva aportación del Consistorio, a la vista de los resultados de usuarios. El hecho de que el incremento se centre sobre todo en los billetes gratuitos pone en un compromiso el plan estratégico para los próximos años, donde el siguiente paso es la construcción de grandes intercambiadores alrededor de Ciutat Vella. Desde esos lugares, los autobuses lanzadera llevarán a los viajeros a los lugares más céntricos, ahora convertidos en meras dársenas de autobuses. El ejemplo más utilizado para esto es la plaza de la Reina. El Bono Oro, prácticamente gratuito también, se mantiene estable respecto a 2015.

De cara al próximo ejercicio, la compañía ha anunciado un Presupuesto de 105,8 millones, es decir, un total de 1,3 millones más que el inicial de este año. De este modo se recuperan unas cuentas similares al periodo anterior a la crisis económica, dado que en 2011 se presupuestaron 109,7 millones. Entre los motivos del incremento se encuentra la contratación de más conductores (131 personas este año y el anterior), junto con la renovación de parte de la flota con 37 nuevos vehículos. Con esto se persigue continuar con el aumento de viajeros.