Las Provincias

El Central exige que no haya obras en la zona hasta que abra el parking

La animadora del taller, Tania Magro, explica el objetivo de la iniciativa. :: jesús signes
La animadora del taller, Tania Magro, explica el objetivo de la iniciativa. :: jesús signes
  • Los vendedores del mercado exigen a Ribó que señalice los accesos al entorno en las calles aledañas y la ampliación de la línea 81 de la EMT

valencia. La Asociación de Vendedores del Mercado Central insistió ayer al Ayuntamiento de Valencia que no realice ninguna obra en el entorno del mercado que afecte a sus accesos hasta que no se ponga en marcha el tan esperado aparcamiento de Ciudad de Brujas. En la práctica, lo que piden los vendedores obligaría a Giuseppe Grezzi, concejal de Movilidad Sostenible, a poner en suspenso su política en calles como San Vicente Mártir o La Paz, así como en la misma Plaza de la Reina, inmersa estos días en un proceso participativo para reformar el céntrico enclave.

Los vendedores enviaron ayer, cuando se cumplió un mes del primer paro a las 12 horas, una carta al Consistorio. En ella, exigen a Grezz «un compromiso que garantice que no va a cerrar ningún acceso más al Mercado Central, hasta que no se abra el aparcamiento de la Plaza de Brujas». «Esto implica», matizan en la carta, «que no se inicie ninguna obra en el entorno del mercado que impida o dificulte más aun el acceso en vehículo privado y transporte público. Nos referimos principalmente a las obras en el primer tramo de San Vicente, Paz y Reina».

Además, piden al Ayuntamiento que amplíe la línea 81 hasta la céntrica lonja «y se garantice que no se va eliminar ninguna línea de autobús más, ni del entorno del mercado, ni de la Plaza del Ayuntamiento». Los vendedores solicitan la colocación de semáforos en el cruce de María Cristina con la calle del Trench «que regulen la entrada en la zona peatonal, que crean colas interminables para acceder al mercado» y que se señalicen «vías de entrada alternativas que faltan desde las grandes vías y las señales en cruce con Guillem Sorolla con Maldonado y en Plaza de Brujas saliendo de Pie de la Cruz».

Salida del comité de crisis

El presidente de la asociación de vendedores, Francisco Dasí, reconoció ayer que ha habido salidas del comité de crisis que el Mercado creó en abril de 2013. En concreto, del expresidente de la asociación, Vicente Gimeno. «Hubo una persona que decidió dejar el comité de crisis por motivos personales. El resto no ha cambiado en nada», explicó ayer Dasí, que descartó que la salida de Gimeno haya tenido que ver con diferencias sobre cómo se está llevando a cabo la protesta contra la política de movilidad del Consistorio, aunque matizó: «Es verdad que en el contexto de estas situaciones hay gente a la que le parece que hacemos mucho y gente que les parece que hacemos poco».

Ayer se decidió continuar con la protesta todos los miércoles a las 12 horas porque el Ayuntamiento «no ha contestado a la propuesta» que trasladaron los vendedores en una reunión celebrada el pasado día 4 de octubre con el concejal de Movilidad, Giuseppe Grezzi. Fuentes municipales aseguraron que se mejoró la señalización en la zona, una de las peticiones de los comerciantes. «Es importante destacar que lamento que la sintonía con el Ayuntamiento no sea buena porque consideramos que han hecho un esfuerzo muy importante por desbloquear Brujas», lamentó Dasí, que también alabó la colaboración con el concejal de Mercados, Carlos Galiana. «Solo ha habido una concejalía que no ha tenido la sensibilidad necesaria», dijo el presidente de los vendedores, refiriéndose a la de Movilidad. Dasí aprovechó ayer para pedir amparo a Ribó. «Necesitamos ayuda porque nos reunimos muchas veces pero luego vemos que no tenemos respuesta», lamentó.