Las Provincias

Los vándalos destrozan una alquería de la Punta de Valencia tres meses después de ser tapiada

Antigua alquería de Sancho, antigua sede del Casal de la Pau, en la Punta. :: lp
Antigua alquería de Sancho, antigua sede del Casal de la Pau, en la Punta. :: lp
  • Los habitantes de la pedanía denuncian que grupos de menores entran a menudo en el edificio y hacen hogueras en el interior

El Ayuntamiento se ha marcado como meta la protección de la huerta, recuperar el cultivo y la conservación de las construcciones, pero esta propuesta a veces choca con la realidad que viven los vecinos. En la pedanía de la Punta, los residentes denuncian los actos vandálicos que sufren casonas emblemáticas, como la antigua alquería de Sancho, próxima al área delimitada como Zona de Actividades Logísticas (ZAL) del puerto.

Este edificio se encuentra junto a la parcela donde se levantó el reconstruido chalé de Bartual, entre la calle Carlos Pau Español y calle del Canal, y sus instalaciones están sufriendo constantes ataques.

Tal como relatan los vecinos a los que se les expropiaron sus casas para crear la ZAL, «ahora tenemos junto a los adosados un parque lleno de maleza, una alquería que cada dos por tres tiene okupas o gamberros y un chalé de Bartual que no se abre como equipamiento», explica Miguel Bayona, de Afeczal.

Vicente Romeu, presidente de la asociación de vecinos de La Unió de la Punta, detalla que lo llamativo del caso es que «este verano el Ayuntamiento limpió la zona, adecentó la antigua alquería e invirtió un dinero en quitar los elementos en mal estado y tapiar. Se llevaron varios camiones con escombro y, en menos de tres meses, ya han vuelto a reventarla». Romeu añade que en el «chalé de Bartual hace poco hicieron un orificio. Exigimos que hagan la instalación de agua y luz que no pusieron y que abran el chalé de Bartual como centro social, cultural y de alcaldía. Todas las pedanías tienen servicios y nosotros, no tenemos nada».

Hace unos quince días ya aparecieron unos primeros butrones en la alquería de Sancho y los últimos actos vandálicos se han producido esta semana. La puerta tapiada del acceso ha desaparecido, la escalinata trasera está sin protecciones y han tirado abajo hasta pilastras. Tal como indica Carmen C., vecina de la zona, «me asomé a la calle el lunes y vi a una pandilla que había entrado en la alquería. Había quince personas y estaban en la azotea. Luego me fijé y vi que eran menores».

Según los vecinos, tienen miedo que tomen la alquería como zona de juego «y haya alguna desgracia». También describen que en ocasiones «hay gente que arranca madera de los bancos para quemarla en una gran chimenea de la alquería». El alcalde pedáneo, Ignaci Vázquez, explica que ya han dado aviso a la Policía para que vigile la zona.

En esta alquería hace años estaba la sede de un Casal de la Pau, con actividades de ocio para niños, meses atrás hubo una okupación ilegal y ahora está sufriendo constantes ataques.

Implantan un sistema antihurto de cables en las farolas

El Ayuntamiento comenzó el martes unas actuaciones para reponer el cable de cobre sustraído en el alumbrado de un jardín de la Punta, entre la calle María Moliner y Juan Gil Albert. Según los residentes llevaban un año sin tener luz y el Consistorio realizará una inversión en el proyecto de 5.570 euros. El concejal de Gobierno Interior, Sergi Campillo, explicó que las tareas de reposición de cable de cobre robado en la ciudad son «muy habituales» y, para evitarlo, advirtió que se han instalado sistemas antirrobo que están conectados a la Policía Local para advertir de cualquier intento de acto vandálico o robo. El alcalde de la Punta, Ignaci Vázquez, comentó que con la reposición del alumbrado se podrá utilizar de nuevo el jardín para realizar actividades y celebraciones. Desde la asociación de vecinos de La Unió de la Punta, el presidente, Vicente Romeu, que también es preciso que se actúe en el Camino del Caminot. «Hay 100 metros donde falta también cable desde hace un año y exigimos que lo vuelvan a poner ya».