Las Provincias

Un autobús de la EMT en la avenida Barón de Cárcer. :: damián torres
Un autobús de la EMT en la avenida Barón de Cárcer. :: damián torres

El Ayuntamiento desoye a Grezzi y sólo da un millón más para la EMT pese a pedir seis

  • PP y Ciudadanos critican las cuentas de la empresa municipal para 2017 y califican de irreal la previsión de ingresos

Seis millones más que el año pasado, es decir, pasar de 59 a 65. Era la cantidad que la Empresa Municipal de Transportes (EMT), que preside el también concejal de Movilidad, Giuseppe Grezzi, había solicitado como aportación a las arcas municipales y, en concreto, a la Concejalía de Hacienda, de cara a los presupuestos del próximo año, cuya elaboración se ultima estos días.

Una petición que ha caído en saco roto, pues finalmente el Consistorio únicamente incrementara su desembolso en un millón más, por lo que los 59 millones que ha destinado este ejercicio a la EMT se quedarán en 60 millones para 2017, según anunció ayer el propio tripartito mediante una nota de prensa en la que recordó que afronta esta cantidad «en solitario» por la negativa del Gobierno central a subvencionar el transporte metropolitano como sucede en ciudades como Barcelona, Madrid o Sevilla.

Hace apenas dos semanas, el Ministerio de Hacienda contestaba una carta remitida por las consellerias de Obras Públicas y de Hacienda con esa solicitud en la que justificaba la negativa a conceder 38 millones a la Comunitat por la interinidad del Ejecutivo. Por ello, la petición de Grezzi al Consistorio se basaba en la necesidad de hacer frente a las cargas financieras que arrastra la EMT (este año el Consistorio destinará 3,2 millones al pago de la deuda) y al aumento de los viajes gratuitos.

En total, el presupuesto de la entidad para 2017 será de 105,8 millones, 1,3 millones más del ejercicio anterior. Los números se abordarán mañana durante el consejo de administración de la EMT en el que se desgranarán, por ejemplo, inversiones como los 16,71 millones destinados a la renovación de flota frente a los 11,5 millones de 2016.

Será el segundo año consecutivo en que la empresa municipal adquiera vehículos, en concreto 37 (dos eléctricos, 14 articulados y 21 híbridos) mediante la fórmula de financiación vía leasing. También se invertirán 60.000 euros en la renovación de la oficina de atención al cliente de la calle Correo Viejo.

El capítulo de gasto de personal pasará de los 75,65 millones a los 77,29 millones, lo que, según la EMT, «permitirá continuar con la senda de contrataciones». En este sentido, la empresa recordó que en 2015 se contrató a 44 conductores y a lo largo de este año otros 87. Para Grezzi, «todas las actuaciones suponen la continuación de nuestro plan para consolidar la nueva EMT aumentando el número de viajeros y acompañando este aumento de una mejora significativa del servicio».

Una previsión real

Y, como sucediese el año pasado, las líneas generales de los presupuestos de la EMT fueron criticadas por los dos grupos de la oposición municipal, Partido Popular y Ciudadanos, quienes calificaron de irreales las cuentas presentadas. Así, el concejal de la formación naranja, Narciso Estellés, recordó que ya el ejercicio pasado alertó de que la aportación del Ayuntamiento «sería insuficiente y ya se ha tenido que inyectar un rescata de 1,5 millones».

El edil de Ciudadanos criticó que el aumento de viajeros «se produce por la subida del bono 'Amb tu' mientras bajan los del bonobús». El pasado mes, por ejemplo, las validaciones de este último título cayeron en 1,38 millones. «Estamos a favor del bono social pero, para mantenerlo, es necesario realizar una previsión real de ingresos y gastos», dijo. Además, Estellés lamentó que no se haya recogido el impacto que tendrá la aplicación del convenio colectivo que debe negociarse ahora.

Por su parte, el concejal del grupo popular Alberto Mendoza lamentó el «plazo exiguo» dado por Grezzi para revisar la documentación. «Dos folios con los cuadros económicos remitidos 15 minutos antes de que finalizase el plazo legal», criticó. De entre los datos, resaltó los dos millones de aumento del capítulo de otras inversiones en bienes materiales, que pasa de los 2,07 a los 4,07. «Vamos a preguntar en qué van a gastarlos», avanzó Mendoza.

El edil popular también alertó de que el incremento del gasto «sólo podrá afrontarse con una subida de las tarifas» y del empeoramiento del servicio en los últimos meses, que achacó a «una gestión oscura en la que no se han tenido en cuenta las peticiones vecinales».